Deportes

Amanda Alarcón, ajedrecista: la pequeña que aspira a ser reina en los tableros de Chile

Tiene apenas nueve años, pero ya es toda una experimentada moviendo torres y alfiles. Con un Panamericano ya en el cuerpo, su nombre es sinónimo de futuro.

Por: Samuel Esparza | 03 de Junio 2019
Fotografía: Lukas Jara M.

A penas sobresale arriba del tablero de las 64 casillas, pero ingenio le abunda para mover las piezas con una destreza que asombra. Es de esos talentos que de vez en cuando aparecen en el horizonte del deporte regional y que se deben cuidar para que en el futuro cercano puedan entregar alegrías.

Amanda Alarcón Martínez tiene solo nueve años, pero un futuro que entusiasma entre alfiles y torres, ese mundo donde sobresalen unos pocos, esos de mente brillante.

Es al alero del Instituto de Humanidades de Concepción que esta pequeña penquista está dando sus primeros pasos competitivos en el ajedrez. Pasos firmes que ya la han hecho acreedora de triunfos, un dulce sabor que le gusta y espera disfrutar por largo tiempo.

Entre muñecas y reinas

Dice que comenzó en el ajedrez siendo muy chica, y que por eso se le hace fácil jugar, incluso enfrentando a niños mucho mayores que ella. “Empecé hace como seis años, primero me gustaba mirar, después cuando ya jugué me gustó al tiro. No me acuerdo cual fue la primera vez, pero empecé a ir a los campeonatos y siempre ganaba. Eso fue lejos lo que más me gustó”, reconoce.

Así empezó a ser común verla en diferentes torneos apenas cumplió la edad para inscribirse. El año pasado, por ejemplo, se paseó por el evento denominado “La mejor jugada del siglo”, organizado por la rama de Deportes de la UdeC y el Club de Ajedrez de Concepción, y donde se adjudicó el título en la categoría para ocho años. Lo mismo que en el tradicional Torneo Diente de Leche, certamen en el que se tituló monarca en varias fechas.

Sin embargo, lo mejor estaba por venir, pues tuvo su estreno internacional participando en el Panamericano de Ajedrez 2018, realizado en Santiago. “Fue bonito, nunca había estado en un torneo con tanta gente. Al comienzo estaba un poco nerviosa, pero me fui calmando con cada partida y creo que para ser mi primera vez, me fue bastante bien”, cuenta sobre su experiencia.

Junto a ello, también disputó el Campeonato Nacional de la especialidad, en Osorno, lo que también significó su debut y donde se ubicó en un destacado séptimo lugar. “Eso sí que no me lo esperaba, fue una sorpresa llegar tan lejos porque no estaba acostumbrada a jugar en ese nivel”, asegura.

Sueños de campeona

Esta temporada ya sabe de victorias para Amanda, que partió el año coronándose campeona de la categoría Sub 10 de la primera etapa del Torneo Diente de Leche, desarrollada en el Colegio Del Sagrado Corazón, y donde además tuvo el privilegio de compartir con dos Grandes Maestros, el campeón argentino Sandro Mareco y el campeón chileno Cristóbal Henríquez.

Rendimiento que continuó en la primera fecha del Campeonato Adicpa, realizada recientemente en el Liceo La Asunción, y donde representando al Instituto de Humanidades se quedó con el primer puesto de la serie Sub 9.

Para ella solo el inicio de una carrera que espera sea muy larga, siempre con la mirada en su ídolo, el actual campeón mundial, Magnus Carlsen. “Mi meta es poder ser campeona nacional, para eso me estoy esforzando. En la semana dejo seis horas para el ajedrez, ojalá todos los niños pudieran jugarlo porque sirve mucho para todo, especialmente las matemáticas”, consigna.

Al menos en su casa ya está haciendo escuela. “Tengo una hermanita chica de tres años y le estoy enseñando a jugar. Ojalá que le guste tanto como a mí”.

Etiquetas