Deportes

Katherinne Wollermann, kayakista paralímpica: con cada palada abre puertas a la inclusión

Por: Samuel Esparza | 26 de Mayo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

“Soy estudiante, deportista y una persona totalmente extrovertida, risueña, casi loca diría yo. En mi tiempo libre me gusta leer, estudiar y pintar mandalas. Por eso será que soy tan soñadora, mi sueño más recurrente es seguir representando a mi país en unos Juegos Paralímpicos”.

“Lo que me llevó a elegir este deporte es que cuando perdí mis piernas, me hizo caminar de nuevo. Porque, así como todos dan un paso, yo doy una palada y avanzo igual”.

“En mi deporte hay más hombres y, para ser sincera, a veces somos discriminadas, quizás porque podemos ser menos fuertes por aspectos biológicos. Pero a la hora en que nos toca competir, se ven como son las cosas realmente”.

“Con todo, en el tema de la discriminación depende como uno se tome las cosas, porque finalmente si me dicen algo pesado yo puedo defenderme. Cuando escucho comentarios machistas -porque eso se da- yo los freno ligerito. Así es que discriminación propiamente tal, no he sentido. Siendo discapacitada, creo que cada uno tiene sus derechos y debe defenderlos”.

“En cuanto a las oportunidades que tienen hombres y mujeres, yo diferencio entre igualdad y equidad. Creo que equidad es lo que se necesita, porque hoy en día solo existe igualdad, y la equidad es lo que define todo. Hay elementos en los que biológicamente nunca podremos ser iguales, pero necesitamos equidad en cuanto a salarios, equilibrio en cantidad de líderes, número de contrataciones, toma de decisiones. Creo que ese es un gran paso y sería un tremendo aporte”.

“Pienso que soy un gran aporte porque he demostrado que, pese a tener una discapacidad, soy capaz de derribar cualquier barrera si me lo propongo”.

“Hoy en día, las mujeres nos hemos empoderado en una sociedad machista, y de a poco hemos estado ingresando en lugares donde antes no teníamos cabida”.

“Aporto a la sociedad contribuyendo a que más mujeres salgan a la luz, se empoderen de ellas mismas y crean en lo que hacen.

Finalmente, no porque un hombre diga ‘tú no puedes’ es así, muy por el contrario”.

“Debemos ser capaces de ayudar a que las mujeres salgan de tantas realidades que nacen producto del machismo como por ejemplo la violencia, que se convierte en un verdadero círculo vicioso que muchas mujeres callan”.

“No debemos permitir que nuestros derechos sean vulnerados, establecer límites e igualdad en las relaciones de pareja también”.

“Si nos vamos al plano deportivo, me parece que estamos bien avanzados, se le da harta oportunidad a muchas mujeres, de hecho creo que es súper bueno. Pero todavía falta, hay que dejar de lado esa mentalidad tan machista y seguir abriendo oportunidades para que la mujer se desarrolle”.

“Las oportunidades deben darse también a los discapacitados, como seres humanos todos tenemos el potencial para desarrollarnos, ser personas autovalentes y llegar a la felicidad”.

Etiquetas