Deportes

Ajedrez: el deporte ciencia que cada año suma más participantes

Con más de 400 alumnos, el circuito en la competencia escolar fue uno de los deportes de la organización que mayor crecimiento registró durante 2018. Para esta temporada, la consigna es una: que se integren más colegios y que se sumen más estudiantes a competir en sus diferentes torneos.

Por: Daniel Nuñez Durán | 11 de Febrero 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Considerado un deporte mental, el ajedrez se ha transformado en una de las disciplinas que mayor crecimiento registra en Adicpa. Son más de 400 niños los que durante 2018 se sumaron para participar en los 8 torneos, que fueron divididos en 5 categorías.

Las clases Sub 8, Sub 9, Sub 11, Sub 14 y Sub 18 permitieron organizar de mejor manera los campeonatos, donde el nivel exhibido por los jugadores fue siempre ascendente. Los torneos se desarrollaron de manera individual y las medallas eran otorgadas por los colegios sedes de cada certamen, donde fueron premiados los mejores de cada categoría.

Por otro lado, en el último torneo del año, quienes en base al puntaje total obtenido en el circuito alcanzaron cifras para meterse dentro de los 3 primeros lugares y obtener el galardón del triunfo. Además, hace dos años se implementó la premiación por equipos, que otorga un distintivo al grupo que tenga los mejores representantes.

“Tuvimos torneos de alto impacto. Cada vez están participando más niños y todos vienen con una preparación acorde a lo que esperamos. Le hemos dado harto énfasis al ajedrez en los colegios y creo que estamos viendo de a poco que la intención de aprender y participar es mayor conforme van pasando los años”, explica Luis Torres, coordinador de Ajedrez en Adicpa.

La importancia de los clubes

Un detalle importante es que la calidad de los ajedrecistas va de la mano con un trabajo personal, pero también con una preparación formativa. En la Región existen dos clubes (Club de Ajedrez Concepción y Club de Ajedrez Rey Neptuno de Talcahuano) que invitan a los niños a participar de sus academias y que los potencian de una manera mucho más profesional.

El niño que llega al club recibe todas las herramientas necesarias para enfrentar la disciplina con otro nivel de calidad. “Varios que participan de los clubes regionales compiten en el circuito de Adicpa. Eso es una desventaja para la competición, pero nos ayuda a subir el nivel claramente”, indicó el coordinador de la actividad escolar.

El beneficio de pertenecer a un club es que los niños y jóvenes pueden disputar los nacionales federados en las distintas categorías.

Calidad para los nacionales

Durante los últimos años, junto con aparecer el talento de los deportistas regionales, se ha hecho un trabajo importante para que los niños y jóvenes participen activamente de los campeonatos nacionales de ajedrez. Hace dos semanas se jugó el nacional de menores donde participaron varios talentos que compiten en Adicpa, demostrando que el trabajo personal sumado al nivel de la competición regional están dando positivos resultados para la organización.

“Hemos tenido una activa participación nacional. Nuestros niños y jóvenes han clasificado a varios torneos de nivel nacional y los resultados han sido positivos, lo que deja en manifiesto que vamos bien encaminados. Por ejemplo, María Belén Manríquez, del Liceo La Asunción, llegó a Grecia para participar de un mundial de la disciplina en octubre pasado. Tener esos pequeños logros nos llena de satisfacción como organización”, relató Luis Torres.

Competidores destacados

Durante 2018 se destacaron distintos alumnos dentro del circuito. Gracias a una elaborada preparación, la organización resaltó nombres como: Ignacio Vera Villa (Colegio Concepción San Pedro), Agustín Hermosilla (Colegio Concepción Chiguayante), Emilio Riquelme (Instituto Humanidades), Amanda Alarcón (Instituto Humanidades) y Antonia Valderrama (Colegio Sagrado Corazón), todos con participaciones destacadas en el circuito, en campeonatos nacionales y también en el Panamericano de Santiago que se disputó durante el año pasado.

Balance del 2018

Para la organización el balance es positivo. La participación aumenta considerablemente de un año a otro. Con el sistema de competencia los niños se motivan y los padres acompañan su participación en los distintos certámenes.

“Estamos muy contentos con los resultados logrados. La participación aumenta año a año y el interés de los niños por practicar el ajedrez también, por lo que estamos muy contentos”, explicó Luis Torres, quien agregó que también hay aspectos que mejorar como, por ejemplo, la participación más activa de los profesores, que en algunos casos no muestran disposición a colaborar de las actividades.

Etiquetas