Deportes

El 2018 del rugby de Adesup, marcado por el dominio de la UBB

La UBB fue campeona con un rendimiento aplastante, ganando todos sus partidos por una amplia diferencia, ante rivales que, en su mayoría, viven periodos de transición. Uno de ellos fue la UdeC, que cortó una racha de cuatro coronas seguidas, pero que brilló en el nacional, donde terminó segunda.

Por: Ricardo Cárcamo 21 de Enero 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

8 jugados, 8 ganados. 405 tantos a favor y sólo 5 en contra. El partido más “parejo” que tuvo, lo ganó por 20 puntos de diferencia. Números aplastantes que reflejan la tremenda campaña que realizó la Universidad del Bío Bío en el rugby de Adesup, donde logró un título que buscaba hace varios años.

Juan Pablo Beretta, entrenador de la UBB, se refirió a su contundente rendimiento en el certamen. “Para nosotros era como un karma. Llevábamos cuatro años seguidos saliendo segundos, y en algunos casos definiéndose por diferencia de tries. Lo encontrábamos un poco injusto, pero así eran las reglas. Y ahora dominamos de punta a punta. Tuvimos el récord de puntos en Adesup, con 405, nos anotaron sólo cinco, un try. Casi terminamos con un try average de cero, y que eso pase es prácticamente imposible, pues el arco mide 70 metros”.

Al respecto, agregó que “no creo que sea fácil de repetir, para nosotros ni para nadie. Nos pone un desafío complicado, porque siempre la gente compara. Y salir campeones de nuevo, con menos de lo conseguido ahora, de inmediato la gente puede decir ‘sí, pero no es lo mismo que el año pasado’. Dejamos la vara muy alta, lo que es bueno y malo. Trataremos de ser campeones otra vez, pues mantendremos más o menos el mismo equipo”.

Sobre las claves del título, Beretta comentó que “siempre será un plus que nuestros jugadores de Aruco son casi los mismos que están en Adesup. Igual, en el conjunto de Aruco hay gente que ya no está en la universidad. Hay varios de buen nivel que no juegan mucho Adesup pues son parte de clubes perimetrales, como Canguros, Los Ángeles, Callaquén. Si ocupáramos a todos, tendríamos a gente del primer equipo de Troncos, pues algunos estudian en la UBB. Ellos no juegan Adesup, pues por política del club no los dejan. Si eso no pasara, nuestro elenco sería aún más potente. De todas maneras, tener ese rodaje en Aruco sin dudas es una ventaja”.

En el plantel campeón, la figura fue Martín Aravena, elegido como el mejor del rugby de Adesup. Del campeonato obtenido, indicó que “nos sacrificamos harto entrenando, todos los días de la semana para lograr ese objetivo. Teníamos que conocernos más, sobre todo integrar a los nuevos jugadores, y eso se hace entrenando harto y jugando, y lo realizado dio frutos”.

Una buena y una mala

La UBB le quitó la corona a la UdeC, que venía de ser tetracampeón. Sin embargo, el Campanil vivió un año de transición, tal como lo manifestó su técnico, Emilio Hormazábal. “En Adesup vivimos una temporada de cambio, de ir buscando nuevas posiciones y cómo se desempeñaban los chicos, que se afiatara bien el grupo. Pienso que este 2019 debería irnos mejor, pero hay que tener claro que estamos viviendo un proceso similar al que pasamos hace algunos años. A partir del 2011, de a poco fuimos escalando, y en 2014 salimos campeones y ganamos cuatro títulos consecutivos. Esperamos pronto estar peleando los primeros lugares”.

Sin embargo, el elenco auricielo tuvo un gran rendimiento en el Nacional de Seven Fenaude, que se jugó en Temuco. “Fueron algunos chicos que disputaron Adesup, más otros que son especialistas en este formato, que por temas de cargas horarias o por rendimiento en sus respectivos clubes no podían participar de manera continuada y sí pudieron entrenar y asistir”.

De su desempeño en este certamen, Hormazábal agregó que “llevé casi la misma selección de los años anteriores. En Santiago, la vez pasada, llegamos invictos a semifinales y ahí perdimos. Ahora, todo se fue dando bien, ganando los partidos de manera ajustada, lo que hablaba del buen nivel. La brecha siempre era tres, cuatro puntos, lo que refleja esa paridad. En la final, nos pasó la cuenta quizás el cansancio, el desgaste, y la Unab presentó un gran equipo, con seleccionados nacionales. Nos ganaron bien”.

Nivel, canchas y proyecciones

Más allá de su aplastante dominio, Juan Pablo Beretta reconoce que la temporada 2018 fue menos competitiva que otras.

“Fue más bajo que 2017. La contundencia que tuvimos, más allá de lograrse por el afiatamiento y nuestro propio nivel, también pasó porque los demás equipos no estuvieron tan fuertes. Por ejemplo, yo pensé que Inacap iba a tener un rendimiento más alto, por lo mostrado antes, pero se desarmó. La UdeC sufrió una renovación, y eso la hizo menos competitiva. Partidos que antes eran de 20 puntos de diferencia, la temporada pasada fueron de 50. El 2017, por ejemplo, no hubo invictos. Quiero pensar que es un bajón generalizado producto de los ciclos, y que cada equipo pueda contar con todos sus jugadores a futuro. Que Old John’s y Troncos limiten la participación de sus elementos en Adesup obviamente que le quita competitividad al torneo. Pero eso no es responsabilidad nuestra, sino de cada club”, señaló.

Emilio Hormazábal agregó que “no fue tan peleado, pues la UBB arrasó con todos, es un plantel que viene trabajando hace años y se notó la diferencia”.

En 2018, también un cambio importante fue que no se jugaron todos los partidos en la misma cancha. “Se puso como requisito que cada equipo organizara la fecha. Duoc era local en Tineo Park, nosotros en Bellavista y la UBB en su cancha. En ese sentido, hubo más rotación, no todos se jugaron en la UBB como años pasados, y eso fue positivo”, dijo Hormazábal.

Martín Aravena agregó sobre esto que “hubo un año en que solamente jugamos en nuestra cancha, que tiene 10 metros menos de ancho que Tineo Park y Bellavista. Eso nos favorece, por la rapidez de nuestro equipo”.

Sobre cómo será el 2019, los entrenadores de la UBB y la UdeC indicaron que han recibido comentarios que se podrían sumar más equipos. “Por lo que he escuchado, la USS volvería, y puede que se sume la UDD. Ojalá que sea así, pues ambas universidades tienen jugadores importantes. Esperemos que se concrete”, contó Beretta.

En ese sentido, Hormazábal comentó que “hasta el momento hay mitos. Dicen que puede ingresar la USS, que hace años atrás estuvo. Pero son rumores de pasillo hasta ahora, en marzo se debería saber bien”.

Etiquetas