Deportes

Tenis de mesa cerró un gran año, de lucha interna y con deuda femenina

Tenis de mesa en Adicpa sigue consolidándose a nivel escolar. Alrededor de 12 colegios y 800 niños animaron cuatro fechas y un master donde jugaron los mejores del año. Profesores esperan mayor participación a futuro e intentar ganarle la batalla a la tecnología, el principal obstáculo que aleja a los estudiantes del deporte.

Por: Carlos Campos | 14 de Enero 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Siempre a final de año, sea Adicpa o Adesup, la sensación de cada una de las disciplinas es de conformidad, pero con un porcentaje de que las cosas pudieron haber sido mejor y que más de algún factor se podría modificar pensando en un mejor desarrollo a futuro.

Eso sí, por lo menos en el tenis de mesa, no hay muchos reproches. Sí tienen claro que se puede crecer de cara a próximas temporadas, pero la sensación general es de mucha conformidad por la tarea realizada en 2018.

“El nivel fue alto. Ya son varios años donde se ha mantenido así el tenis de mesa en Concepción, por lo menos en los colegios particulares”, comentó Víctor Pasmiño, árbitro profesional y encargado del tenis de mesa en el Colegio Concepción Pedro de Valdivia.

Un análisis que comparten sus pares aunque, siempre en ese muy buen afán y espíritu de hacer las cosas mejor, hay dos aspectos que los inquietan. Y no solo a ellos, sino que afecta a la sociedad en general: la batalla contra la tecnología. No es mucho lo que puedan hacer cada uno de los profesores para luchar contra aquel ítem que aleja a gran parte de los niños del deporte. Pero sí les inquieta.

“Hemos ido perdiendo a los chicos de los talleres y están bastantes descolgados. Me imagino que es por la estimulación que tienen en sus celulares y los computadores. Quienes dirigimos talleres estamos en franca guerra con la tecnología”, aseguró Carlos Rivas, profesor del Colegio San Cristóbal, otro de los animadores de la competencia.

Carlos Vega, coordinador general del tenis de mesa, comparte aquel problema que los afectó este año, asumiendo que la tecnología sirve y ayuda mucho en ocasiones, pero que a los niños los aleja muchísimo del deporte.

“Lamentablemente, la sociedad y la forma de vivir lleva a los chicos a estar sedentarios. Me atrevo a decir, incluso, que los colegios también, ya que limitan las actividades al estar en una lucha constante por saber quién es el mejor colegio, tratando de tener los mejores puntajes. Así llenan a los niños de pura materia, los hostigan y no le dan espacio al deporte”, afirmó el coordinador, agregando que “hay colegios que se han sumado en el último tiempo al deporte, pero toman los deportes más constantes como básquetbol, fútbol y gimnasia en damas. Hubo un tiempo donde el hándbol surgió, al igual que el vóleibol. Pero ahora se han ido acabando. Son cosas con las que, quienes somos profesores y nos dedicamos al deporte, tenemos que ir luchando. A veces nos gana la batalla la parte económica igual”.

Cinco etapas

¿Cómo se compite en el tenis de mesa en Adicpa? La disciplina, en 2018, se realizó en cuatro fechas más un master, donde se reunieron los mejores de todo el año. Fueron cuatro las sedes, en los colegios Concepción San Pedro, Concepción Pedro de Valdivia, Humanidades y Salesiano.

En ese contexto, por primera vez hubo cinco categorías: primero a cuarto básico; quinto y sexto; séptimo y octavo; primero y segundo medio; tercero y cuarto medio. En 2018 por única vez se dividió en dos categorías a la educación media, que siempre tuvo compitiendo a los estudiantes desde primero hasta cuarto.

Allí, el balance realizado por cada uno de los establecimientos que participó, es similar. “Tuvimos un muy buen año, quedándonos con el primer lugar en varones en quinto y sexto, más un cuarto lugar. Igual en varones, en séptimo y octavo, fuimos primeros y segundos. Nos quedamos con un segundo puesto en primero y segundo medio. Y. en damas, logramos un tercer lugar en la categoría séptimo y octavo. Fue un año muy bueno para nosotros en general”, analizó Victor Pasmiño, encargado del tenis de mesa del Colegio Concepción Pedro de Valdivia.

Carlos Rivas, profesor del Colegio San Cristóbal, comentó que “en comparación a años anteriores, ahora tuvimos menor cantidad de niños participando, pero igual los resultados fueron positivos. Hay chicos de la primera categoría (desde primero a cuarto básico) que asistieron muchísimo al taller y los campeonatos. En segunda (desde quinto a sexto) hay buen número de niños que se mantuvo durante todo el año participando y con positivos resultados, dentro de los cinco o seis primeros lugares. En la tercera categoría (séptimo y octavo) hay pocos niños y cuesta que vayan a entrenar. En la enseñanza media, es Joaquín Martínez quien ha logrado destacar a nivel regional, tanto por el club como por su colegio”. Y si en general a los encargados de cada disciplina les está costando mucho motivar a los chicos pensando en practicar deporte, por lo menos en el Colegio San Cristóbal disfrutan de la Ley SEP.

“Nos permite facilitar el traslado de los niños a las competencias e instancias competitivas”, aseguró Rivas, sobre la Subvención Escolar Preferencial que le entrega recursos a ciertos colegios. En este caso, en el San Cristóbal aprovechan aquel dinero en materia deportiva. “Así aumentas la cantidad de chicos que participan y de a poco entusiasmas a los más pequeños. Antes de eso, cada uno se movía por sus medios”, añadió el encargado.

Esperando por ellas

El tenis de mesa no tiene toda la popularidad que goza el fútbol ni el básquetbol, por ejemplo. Aun así, en 2018 fueron alrededor de 800 los niños que participaron durante las cuatro fechas y el master, entre las cinco categorías.

“Fue un año positivo y normal. Se acoplaron algunos colegios y otros desertaron, pero en general la participación fue masiva. Fueron alrededor de 60 o 70 alumnos por campeonato, una cantidad más que apreciable”, señaló Carlos Vega, coordinador del tenis de mesa. Y agregó que “el máximo permitido por colegio en cada categoría son doce alumnos. Siempre van cinco o seis fijos y los otros los rotan, para darle oportunidades a todos. Hay que hacer hincapié, eso sí, es que en damas estamos muy, muy mal. Son pocas las chicas que participan y hace muchos años ese ha sido el gran desafío que tenemos, con la idea de que ellas participen. Esta zona siempre rica en jugadoras de tenis de mesa, con Paulina Vega, Karen Rojas, Carolina Hidalgo, Andrea Durán, por ejemplo. En este momento estamos muy acéfalos”.

Así, si en varones son alrededor de 60 los niños que compiten en cada categoría, en damas la cantidad de niñas participantes, considerando de primero básico a cuarto medio, no son más de 50. Una deuda que esperan saldar en este 2019 o en un corto plazo.

Por lo menos, el año pasado fue muy fructífero y colegios como el Concepción Pedro de Valdivia, ya proyectan lo que será esta nueva temporada. “Lo ideal sería clasificar a Vicente y Guillermo (Véjar) al campeonato regional del IND y así postular al Nacional. Ambos son germanos que compiten en la Sub 17 y Sub 14. Guillermo recién pasó a séptimo y este año competirá en una nueva categoría. Tiene todas las condiciones para pelear”, cerró Víctor Pasmiño

Etiquetas