Deportes

Cayeron primeras medallas para la Región del Bío Bío en Arequipa

Dos preseas de bronce conquistó la Región en el certamen que se realiza en Perú, que llegaron a través de la atleta Nimsy Martínez y del tercer lugar del hándbol femenino.

Por: Samuel Esparza | 07 de Diciembre 2018
Fotografía: Mindep

Buenas noticias llegaron desde Arequipa, Perú, lugar donde se están desarrollando los XXIV Juegos Sudamericanos Escolares 2018. Esto, luego que la Región del Bío Bío conquistara sus primeras medallas en el certamen, que reúne a deportistas entre los 12 y 14 años en representación de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Uruguay, Surinam y Bonaire, todos miembros del Consejo Suramericano del Deporte (Consude).

Se trata de dos preseas de bronce que llegaron por intermedio del atletismo (jabalina) y del balonmano femenino, con el Colegio Alemán de Los Ángeles subiéndose al podio luego que derrotara al equipo dueño de casa en un intenso partido disputado ayer.

Otro paso adelante

Perteneciente al polo de desarrollo del IND en Laja, Nimsy Martínez ya había anunciado que venía pisando fuerte en la jabalina, tras resultar campeona de la especialidad con 35, 90 metros, en la final nacional realizada en septiembre.

Algo que ratificó con creces en la pista del Estadio Umacollo, de Arequipa, donde mejoró su marca para alcanzar los 38, 05 metros y colgarse una merecida medalla de bronce en la prueba que fue ganada por la uruguaya, Manuela Silvera (41,57). Un paso gigante para la joven figura del atletismo lajino, que se proyecta con fuerza en el concierto chileno y promete seguir creciendo a manos del Centro de Entrenamiento Regional (CER).

La otra carta del atletismo de Bío Bío en el torneo fue el yumbelino, Fabián Cid, quien se ubicó quinto en el lanzamiento de la bala.

Podio para Los Ángeles

Igual de celebrado fue el bronce del balonmano femenino, con las campeonas nacionales del Colegio Alemán de Los Ángeles, que en su última presentación derrotaron a Perú por 18-13, en el duelo para definir el tercer lugar que se disputó en el Coliseo Cerrado de Arequipa.

De esta manera, las representantes chilenas se despidieron con dos triunfos (sobre Brasil y las anfitrionas), y dos caídas (ante Paraguay y Uruguay, que al cierre de esta edición se medían en la final), para una podio que fue celebrado por su entrenador, Raúl Neira, sobre todo por las extremas condiciones que debieron superar.

“Fue un triunfo duro, porque competir sobre 2 mil metros de altura fue demasiado complicado para las niñas, afrontaron el partido con náuseas, y algunas de ellas pasaron la noche con fiebre y vómitos. En el entretiempo tuvimos que oxigenar a tres niñas porque no podían respirar, y lógicamente con su público, Perú se hizo mucho más fuerte. A nosotros nos costó despegarnos, pero afortunadamente nos pudimos quedar con esta medalla sacando un buen margen”, dijo.

“Como equipo, quedamos un poco disconformes con los primeros partidos, creemos que estábamos al mismo nivel de Paraguay y Uruguay para haber competido por el oro; aunque a la vez estamos tranquilos, pues este era nuestro primer Sudamericano y, por lo menos, siete de estas chicas se repetirán para el 2019 con esta tremenda experiencia en el cuerpo”, añadió.

Por su parte, el seremi del Deporte, Juan Pablo Spoerer, también destacó el logro. “Como ministerio estamos orgullosos, ya que esto responde a un trabajo que se viene desarrollando en el CER de Los Ángeles, donde hemos sacado a tremendas exponentes que hoy están en el profesionalismo como Sofía Alarcón y Valentina Sepúlveda, y vemos con entusiasmo como ese proceso se está alargando con estas chicas”, enfatizó.

Etiquetas