Deportes

Constanza Águila: una incansable multideportista que lanza sueños al extranjero

Con 18 años destaca en la jabalina y bala, tras largos años practicando otros deportes no solo en Chile, también en Canadá. Y en poco menos de un año estará en Alemania.

Por: Carlos Campos | 14 de Mayo 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Se ríe cuando le preguntan sobre, aparte de estudiar y practicar deporte, qué otra actividad realiza. Es que Constanza Águila, con solo 18 años, acumula una gran trayectoria deportiva que cualquier competidor quisiera poner en su currículum. Muy difícilmente tenga tiempo para más.

Actualmente, destaca como atleta lanzando jabalina y bala por el Colegio Saint John’s y adueñándose regularmente del podio en ambas disciplinas. Ella lo toma con mucha humildad. “Tampoco hay tanta competencia en lanzamiento. Casi siempre salgo primera en jabalina, pero en bala está Dayna Toledo. Ella bate todos los récords y ni siquiera podría considerarla competencia. Compito conmigo misma”, señala Constanza, oriunda de Puerto Montt y quien, desde muy chica, a los cinco años, daba sus primeros pasos en el deporte, aunque en una disciplina que poco y nada tiene que ver con el lanzamiento.

“Empecé en ballet y luego estuve en gimnasia rítmica. Años después participé en atletismo, pero nunca ganaba nada. Allí, un día hubo una competencia para lanzar pelotitas, fui, me atreví y me comentaron que gané. No lo creía. Siempre perdía al correr en distancias largas o cortas. Iba en tercero básico y desde ahí salí primera en las competencias. En ese tiempo las pelotitas pesaban 200 gramos”, recuerda ella, sobre años atrás donde, por sus óptimos resultados, podría haber seguido creciendo deportivamente en el país. Pero no fue así.

Salto al extranjero

Constanza siguió su vida lejos de Chile. Junto a su familia se fueron a vivir a Canadá. “Tras un proceso largo, a mis padres les aplicaron la residencia. Estuvimos desde 2010 hasta 2014 allá. En un comienzo fue difícil. Tenía un inglés básico y no podía comunicarme bien con mis compañeros, pero allá había buenos programas para inmigrantes que no saben el idioma”, dice la deportista, que aprendió y creció en aquel país.

Pero, ¿y el deporte? Ella recordó que “allá no había pelotitas, sino que estaba la bala. Allá se juega por temporadas, no es que practiques ni compitas atletismo todo el año. Por lo mismo, me metí a todos los deportes. Empecé con básquetbol, pasamos a vóleibol, luego cross country, atletismo. Como no sabía tanto el idioma, una buena opción para aprenderlo era practicando deportes. Así también hice tenis, nado sincronizado y waterpolo”.

Se hace inevitable la pregunta, ¿qué deporte no ha practicado Constanza? “Polo”, responde ella de inmediato, entre risas, y agrega que “acá hago hockey también. No conocía el hockey césped, ya que allá jugaba en hielo. Ese fue un gran cambio porque en Chile se juega más agachado y con las piernas flectadas”.

Alistando otro viaje

Como ha descrito Constanza, la actividad física y el deporte forman parte de su vida cotidiana. “O estoy en el colegio o estoy entrenando. Así me libero del estrés, me entretengo y mejoro”, señala Águila, quien es una de las importantes figuras de su colegio, aunque solo por los meses que restan de año. La deportista ya tiene definidos sus planes para la próxima temporada. “Quiero ir a estudiar a Alemania. En Canadá hice una prueba para ingresar a un colegio que tuviese el IB (Programa de Bachillerato Internacional), pero justo cuando iba a entrar al high school (educación media) volvimos a Chile. El Saint John’s cuenta con ese programa y me permite llegar a Alemania, solo me piden lograr 600 puntos en la PSU. El IB requiere mucho tiempo y esfuerzo ya que tiene el componente CAS (Creatividad, Actividad y Servicio). En mi caso, por ello, estoy haciendo clases de atletismo y lanzamiento a los más chicos, una experiencia que me sirve mucho. Lanzar jabalina es muy complicado y requiere de mucha técnica. En un segundo hay que hacer varias cosas entre brazo, piernas, cabeza y tronco. Todo debe estar justo y perfecto al momento del lanzamiento”, comenta.

Sobre su casi inminente viaje a Europa a fin de año o comienzos del próximo, Constanza añade que “el deporte siempre estará conmigo. Es mi estilo de vida. Quizás no haga jabalina y cambie de deporte, pero por ahora lo que planifico es aprender más del idioma respecto a lo que ya sé, tratar de ingresar a un club y entrar a estudiar Ingeniería en Computación, Informática o Mecatrónica, pero siempre por el lado de la tecnología”.

Con buenas notas y 6,6 como NEM, Constanza ha demostrado ser mucho más que solo una muy buena y destacada deportista.

Etiquetas