Deportes

UdeC y su rendimiento individual ante Vasco de Gama: Los altos y bajos dentro de un equipo irregular

Por: Ricardo Cárcamo | 02 de Febrero 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Si bien el Campanil no tuvo ningún nombre descollante, hubo varios que jugaron un partido más que correcto, y otros que no estuvieron a la altura de la máxima cita continental.

Para que un equipo chileno, independiente del nombre, pueda pelearle un partido a un elenco brasileño o argentino en una Copa Libertadores 2018, debe mostrar mucho más de lo que exhibe en la competencia local. Subir no sólo en lo colectivo, sino en lo individual y también no cometer errores. Por eso, si bien en la visión general el 4-0 de Vasco sobre la UdeC aparece exagerado por el trámite que tuvo el encuentro, sí se ajusta a las realidades que tienen los torneos de ambos países, y al protagonismo que tienen sus conjuntos en el máximo certamen continental en los últimos años.

En el Campanil, hubo equivocaciones colectivas, como la pasividad en la marca en el primer gol del encuentro. Eran seis jugadores del local contra cuatro del visitante, y de todas maneras Evander pudo llegar a rematar sin oposición desde la entrada del área recién iniciado el duelo. Y aunque su técnico Bozán le restó importancia a la tempranera apertura de la cuenta, lo cierto es que este gol sin dudas marcó el trámite del encuentro.

Hubo rendimientos destacados, como Pedro Morales, Hugo Droguett y Ronald de la Fuentes, que fueron los generadores de las principales jugadas de peligro de la UdeC. En la vereda contraria, aparecen nombres como Cristián Muñoz, que tuvo influencia directa en dos de los cuatro goles, Santiago Silva, que desperdició opciones clarísimas, y otros como Héctor Berríos o José Huentelaf, a quienes les pesó el escenario del duelo.

Cristián Muñoz y su noche más negra

Es uno de esos que prácticamente no se equivoca nunca, siempre sinónimo de seguridad bajo los tres palos. Sin embargo, en el duelo frente a Vasco da Gama el “Tigre” vivió sin dudas unas de sus peores jornadas desde que defiende el arco de la UdeC.

En el segundo gol, un mal rechazo suyo -aunque el juez no cobró una mano de Andrés Ríos- permitió a Evander definir a arco vacío, mientras que en el tercer tanto inexplicablemente dio rebote en un centro que parecía débil y fácil, sobre todo para un arquero de su envergadura.

El despilfarro de Santiago Silva

Puede ser temprano para juzgarlo, pero por el rival y la importancia del campeonato, el delantero uruguayo decepcionó en su estreno oficial con el Campanil.

Tuvo al menos tres opciones claras de anotar, y cuando pudo superar la resistencia del golero Silva su gol fue mal anulado por una inexistente posición de adelanto.

Si bien a su favor se mostró movedizo y se generó chances para marcar, lo cierto en que este tipo de partidos un centrodelantero no puede fallar tanto, sobre todo cuando se trata de opciones tan claras.

El nerviosismo les pasó la cuenta

En varios jugadores se notó que el ambiente, y la presión de un duelo de este calibre, no les permitió desarrollar su juego característico. Allí aparecen nombres comoHéctor Berríos, siempre regular por la banda derecha, quien se vio sobrepasado en la marca y casi no se proyectó en ataque;José Huentelaf también se vio tímido, sin la chispa habitual del torneo local, donde casi siempre encara en el uno contra uno. Otros que se vieron mal fueron Gustavo Mencia, Francisco Portillo cuando ingresó y Fernando Manríquez, que no gravitó como se esperaba.

Pedro Morales aprobó en su estreno

Muchas dudas habían de su rendimiento, debido a que llevaba bastante tiempo sin disputar un partido oficial. Sin embargo, el volante formado en Huachipato fue uno de los puntos altos en el Campanil.

Intervino en casi todas las jugadas de riesgo de su equipo, siempre pidió la pelota y también probó de media distancia, uno de sus puntos más fuertes. Además, se juntó muy bien con Droguett, en una sociedad que puede ser más que interesante. Si continúa en esa línea, será una de las figuras auricielo en esta temporada.

Hugo Droguett, entrega y fútbol

Si hay un jugador de la UdeC que siempre aparece en los partidos “calientes” es Hugo Droguett. Y no solo se vio involucrado en casi todas las acciones de ataque de su equipo -incluso pudo anotar de cabeza en el segundo tiempo-, sino que se mostró muy colaborativo en la marca, realizando coberturas que en algunas jugadas lo hicieron terminar casi como lateral.

Un despliegue físico encomiable, con una entrega hasta la última pelota que el público supo apreciar, pues fue uno de los más aplaudidos.

El ascenso de Ronald de la Fuente

La temporada pasada, el lateral estuvo sin dudas en el podio de los mejores jugadores de la UdeC. Y ayer confirmó que sigue en un alto nivel, proyectándose con velocidad, criterio y sin temor para encarar a sus marcas.

Envío centros muy precisos que Silva no pudo transformar en gol, y todas las jugadas de peligro de su equipo fueron por su costado. En la marca, tampoco desentonó. A sus 27 años, se muestra totalmente consolidado, y si sigue esta línea ascendente no es descabellado pensar en una futura nominación a la selección chilena.

Etiquetas