Deportes

Basket UdeC con una nueva cara y la obligación de ganar todo este fin de semana

Por: Ricardo Cárcamo | 13 de Enero 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Campanil reemplazó a Musa Abdul-Aleem, por una lesión en su rodilla derecha, por el base venezolano Alexander Morillo. El equipo auricielo necesita dos victorias para seguir luchando por el segundo lugar de la Conferencia Centro.

En las últimas semanas, Musa Abdul-Aleem hizo de todo para dejar atrás sus problemas físicos, y así estar en la mejor condición posible para enfrentar la parte final de la fase regular de la Liga Nacional de Básquetbol con la UdeC. Sin embargo, el goleador del Campanil en el torneo no pudo con una meniscopatía medial de su rodilla derecha, y dejó el plantel. En su reemplazo, llegó el venezolano Alexander Morillo, quien practicó ayer por primera vez con sus nuevos compañeros de cara a un fin de semana crucial: si los auricielos quieren quedarse con el segundo lugar de la Conferencia Centro, deben vencer hoy a Puente Alto (20 horas) y mañana a Tinguiririca (19 horas) en la Casa del Deporte.

Morillo, base de 26 años recién cumplidos, viene de jugar con Aduaneros de Carabobo de Venezuela. Allí, en 15 partidos promedió 11,7 puntos, 4,2 asistencias y 3,7 rebotes. De 1,80 metros, contó sus sensaciones tras su primera práctica con el equipo, que se llevó a cabo en el gimnasio del Club Deportivo Huachipato.

“Es una muy buena oportunidad. En todo el continente, está la imagen que la liga chilena va en franco crecimiento, que mejora año a año en su competitividad. También sé que llego a un club grande, que siempre está peleando por objetivos importantes. Vengo a aportar para cerrar la mejor manera esta primera fase del campeonato, y comenzar bien los playoffs para ir en busca del título, que es lo que todo el mundo quiere”, señaló.

El venezolano, que ocupará el número 13, se refirió a lo que realizó en su carrera antes de llegar a Concepción. “Terminé en semifinal de la liga ecuatoriana (con Leones de Riobamba), y luego fui a jugar a la Liga Nacional de Venezuela. Allí terminé de competir a mediados de diciembre”.

Al momento de describirse como jugador, Morillo señaló que “soy muy pro equipo, me considero un catalizador de mis compañeros. Siempre donde voy trato de sacar lo mejor del grupo, trato de liderar, de tomar buenas decisiones en la cancha y entregarlo todo. Soy un buen lanzador, un buen defensor. Me considero un jugador bastante completo”.

El base también comentó que sabe la posición en que está su equipo, y la obligación que tiene de sumar muchas victorias en esta última parte de la fase regular de la Liga Nacional. “Tengo claro que de los cuatro partidos que nos quedan debemos ganar al menos tres. Estamos trabajando para eso, y por lo que he podido ver lo muchachos tienen un alto nivel de juego, son inteligentes y con buena técnica. Falta torneo, y ojalá en lo que viene se pueda ver la mejor versión de la UdeC en el campeonato”.

De su primer entrenamiento con el Campanil, indicó que “ya conozco los sistemas del entrenador, he jugado antes para él y en ese sentido no se me hará difícil. Además, si uno está en un grupo donde todos son inteligentes, existe concentración y cada uno da ese extra para ayudar al equipo, todo se hace más fácil”.

El jugador también destacó que haber estado antes bajo las órdenes de Alfredo Madrid es un plus en su proceso de adaptación. “Estuvimos juntos en la Liga Nacional de Venezuela, también disputamos una Liga Sudamericana. Por eso, conozco su metodología de trabajo y se me hace mucho más fácil. A pesar que uno ya está acostumbrado en esta carrera a ir de un lado a otro, llegar a un lugar nuevo donde hay una persona que te conoce bien y tú también a ella sin dudas que ayuda mucho”.

Con su nuevo jugador en cancha, la UdeC buscará cortar hoy su mala racha con Puente Alto, elenco con el que ha perdido los tres encuentros que ha jugado en esta liga. Al revés sucede con Tinguiririca, su rival de mañana, al que le ha ganado los tres duelos.

Asegurar en casa y esperar una mano de Leones

En la lucha por quedarse con el segundo puesto de la Conferencia Centro, la UdeC está a un partido de la Universidad Católica. Y este fin de semana, los cruzados tienen una fecha doble complicada frente a Los Leones, hoy como local y mañana de visitante.

En el escenario ideal, si el Campanil gana sus dos encuentros y el elenco que dirige Miguel Ureta pierde ambos quedaría con ventaja de cara a la última fecha, donde el equipo auricielo primero visitará a Los Leones en Quilpué y luego recibirá a la propia UC.

Etiquetas