Deportes

UdeC mostró su peor cara y lo pagó caro: cayó 3 - 1 frente a Universidad de Chile

Por: Carlos Campos | 04 de Diciembre 2017
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Tímida. Concepto que sirve para definir la actuación de UdeC, por lo menos, en el primer tiempo ante U. de Chile la tarde de ayer en el Ester Roa. El equipo auricielo fue muy pasivo en ataque y entregó gran parte de la cancha a los azules. Solo un triunfo le servía a los de Hoyos y aquello se notó, ya que U. de Chile –sin ser una tromba- explotó en ofensiva y no repitió los errores defensivos que mostraron Jara y Vilches la fecha anterior.

El Campanil casi no se acercó al arco de Johnny Herrera. Los descuelgues de Ronald de la Fuente por la izquierda, los amagues de Meneses y las ideas de Droguett eran los únicos intentos del local por atacar. Los azules dominaban y la superioridad tuvo premio al 25’, cuando un error del “Tigre” Muñoz permitió el primer gol del partido, anotado por Ubilla. Con la ventaja la “U” se soltó y hasta relajó. Así, Pinilla desbordó por la banda derecha lanzando un centro que fue pivoteado y asistido para Lorenzetti, quien marcó el 2-0 al 39’ y no lo festejó por su pasado auricielo. Tranquilo primer tiempo para la visita y, por el contrario, muy tibio lo exhibido por el Campanil. Marcador justo.

Cuesta arriba

Si el panorama era complicado al partir la segunda etapa, la expulsión de Escobar cuando ni iban ni dos minutos de juego, puso todo aún más cuesta arriba. Lepe salió por Benítez y el zurdo tuvo el descuento, pero anunció mucho su remate y Herrera controló la pelota. La “U” no quería sorpresas y Zacaría liquidó el partido al 59’ tras superar en el mano a mano al “Tigre”. UdeC sintió el golpe y sus intentos por cambiar el marcador fueron estériles.

El equipo extravió el buen nivel del campeonato pasado y cayó sin apelaciones ante una U. de Chile que fue superior. Con diez jugadores todo se complicó y cada ataque auricielo, implicaba dejar muchos espacios en la zaga. Zacaría y Pinilla tuvieron varias oportunidades para aumentar las cifras, pero entre la impericia en la definición y los achiques de Muñoz aquello no surtió efecto. Otra mala salida del “Tigre” estuvo cerca de significar el 0-4 para U. de Chile, pero David Pizarro, en doble instancia, erró sus tiros. Manríquez terminó casi como delantero, Huentelaf ingresó y fue casi un volante por derecha, mientras que Meneses y Benítez presionaban a la defensa azul. Así, terminó siendo Hugo Droguett quien marcó un descuento que solo adornó el marcador. El Campanil aprovechó una de las pocas que se generó, aunque no por ello los azules corrieron peligro como ganadores del duelo. Caída inapelable del Campanil que, aún con la caída, mantiene sus opciones para clasificar a torneos internacionales.

Etiquetas