Ciudad

Afectados por tornado reciben cerca de 25 millones de pesos en ayuda

Por: Mauro Álvarez | 18 de Julio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

“Este subsidio es muy bueno, si bien no me imaginaba que existía, es un orgullo recibirlo, porque aquí estamos los chilenos (…) ese día del tornado el cielo de mi casa se abrió, quedé en shock, reaccionando a los dos días cuando la municipalidad de Talcahuano me entregó la ayuda, pudiendo poner el techo, por lo que este dinero que voy a recibir lo ocuparé en proteger el ala norte de mi casa, que fue la parte que más sufrió”.

El relato es de la señora Olga Oliva, parte de las 31 familias beneficiadas por el Fondo Solidario e Inversión Social, Fosis, a través del programa “Acción Fortalecimiento de la Vida en Familia”, que a través de un bono por 700 mil pesos, busca entregarles un respiro, tras haber sido afectadas por el tornado del pasado 31 de mayo.

El programa que busca, entre otros objetivos, entregar apoyo psicosocial y mejorar las condiciones de habitabilidad de sus hogares, a través del apoyo de diferentes profesionales, para el intendente Sergio Giacaman focaliza las realidades de cada familia, para poder trabajar con ellos.

“Talcahuano es uno de los lugares que se vieron más afectados por el tornado, por lo que esta ayuda, permitirá no sólo con la entrega de recursos, sino que con el acompañamiento, mejorar sus condiciones de vida, con un monto de inversión de cerca de 25 millones de pesos”, explicó.

Acción en familia

Si bien este programa es un programa regular del Fosis, enfocado en el 40% más vulnerable del Registro Nacional de Hogares, en el caso de los beneficiarios pos tornado, el director regional del Fosis, Joaquín Eguiluz, detalló que “este aporte, al igual como se hizo con los afectados por los incendios, en años anteriores, busca hacer dinámicas para que los cerca de 700 mil pesos que les estamos entregando puedan unir a la familia”.

Sobre cómo se implementará esta acción social, el director del Fosis indicó que “haremos reuniones semanales para mejorar su habitabilidad, lo que servirá de piloto para implementarlo en nuevas catástrofes, interviniendo con profesionales que les ayudarán a fortalecer el núcleo familiar, para que de esta forma inviertan los fondos en las necesidades que prioricen”.

Etiquetas