Ciudad

Paulina Rodríguez: “Necesitamos crecer, porque no llegamos aún a todas las víctimas de delitos”

La jefa nacional del Programa de Apoyo a Víctimas aseguró que están a la espera de la ley que creará un Servicio Integral de Atención a Víctimas para unir toda la oferta programática.

Por: Carolina Abello | 14 de Julio 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Para revisar el funcionamiento de los centros de apoyo a víctimas a nivel nacional, la jefa nacional del programa, Paulina Rodríguez, visitó la Región, para conocer los recintos de Concepción y Los Ángeles. En  esa oportunidad, la autoridad revisó el trabajo realizado en entrevista con Diario Concepción.

–¿Cómo evalúan la labor  que se hace a nivel nacional, con la realidad y legislación actual?

– Como Programa de Apoyo a Víctimas, hacemos un trabajo multidisciplinario, con abogados, psicólogos  y trabajadores sociales que han ido de menos a más, es un programa que existe hace 10 años, pero ahora ha logrado posicionarse en el territorio y crecer y mejorar nuestra cobertura a las personas que han sufrido algún delito, a eso aspiramos, a ser un servicio integral de atención a víctimas.

–¿En qué pie está eso?

–Está como propuesta, desde el primer gobierno, aún no se ha ingresado como proyecto de ley, pero es parte de lo que viene y esperamos poder ingresar desde el Ejecutivo un proyecto de ley para poder tener la oferta integrada en un solo servicio, está el Ministerio de Justicia, Interior, Sernameg, entonces uno se hace cargo de la mamá, otro del  niño, otro de víctimas indirectas, entonces caemos en la revictimización,  que es lo que queremos evitar con una oferta única: poder consagrar todo esto en un único servicio con presupuesto propio que pueda atender y dar apoyo a personas que han sido víctimas de un delito.

–Entonces no se concretaría en el corto plazo.

–Hay que ver cómo va avanzando, es un proyecto que no  se presenta aún y mientras tanto estamos presentes en todas las regiones. En Bío Bío tenemos un Centro de Apoyo a Víctimas en Los Ángeles y en Concepción, y tenemos una respuesta a través de una línea telefónica que funciona 24-7. Hoy cualquiera puede llamar, es gratis, y recibirá los primeros auxilios psicológicos,  atención y derivación a un centro.

Con lo que tienen hoy, ¿se logra la cobertura a víctimas de delitos?

–Es necesario crecer, porque no llegamos a todos los lugares, no cubrimos a toda la población  que ha sido víctima de un delito. Tratamos de llegar dentro de la cobertura que tenemos, pero sabemos que es insuficiente, es necesario crecer, abrir más centros, porque hoy estamos limitados.             En zonas como éstas hay distancias muy grandes, sectores rurales más alejados, donde no alcanzamos a tener cobertura,  aunque tengamos estos centros no significa que sólo ahí atendamos, pero no todas las personas pueden trasladarse.

–¿Qué es lo más urgente que necesita una persona víctima de un delito?

–Eso va  a depender de la persona, de cuáles sean sus herramientas y del tipo de delito. Hay personas que es suficiente con la primera contención, pero por ejemplo en materia de delitos sexuales se requiere apoyo jurídico y un proceso de reparación posterior, ayuda a que la persona que está en este proceso judicial, largo y desgastante, tenga el apoyo durante todo el proceso.

Está la crítica de que los imputados tienen el derecho a defensa pagado por el Estado, pero las víctimas quedaron con mucho menos. ¿Eso es lo que se intenta suplir?

–Justamente, porque se crearon distintos dispositivos, algunos que existen previos a la Reforma Procesal Penal. Sin embargo, quedaron fragmentados y nos falta avanzar. El desafío es tener un solo servicio que pueda dar respuesta, porque se hace necesario responder de la misma manera  cuando las personas estén en un proceso reparatorio y poder subsanar los derechos que han sido vulnerados frente a una situación de delito.

–Sin embargo, hoy sí  hay cobertura a los delitos más violentos.

–Sí, hay presencia en todas las regiones, hemos llegado a casos complejos. Las personas se van con una sensación de tranquilidad y de poder continuar con sus vidas, que es lo que queremos que ocurra.

–¿Cuál es su objetivo para este  2019?

–Avanzar en la  primera  respuesta, lo que se logra con esta línea telefónica 6008181000. Somos un programa  de acceso universal, no hay restricciones de vulnerabilidad social. Algo nuevo es que tenemos una  intérprete en lenguaje de señas que se traslada a cualquier lugar  en caso que se requiera, o sea,  nos falta mucho en términos de inclusión, pero éste ya es un paso.

Etiquetas