Ciudad

Balance de incendios: 10.685 hectáreas resultaron dañadas

Autoridades destacaron labor en conjunta de las entidades a cargo. No obstante, frases desafortunadas marcaron la pauta durante los 60 días que duró el Estado de Excepción.

Por: Mauro Álvarez | 09 de Abril 2019
Fotografía: Archivo | Diario Concepción

El sábado recién pasado, el intendente de la Región del Bío Bío, Jorge Ulloa, puso fin al Estado de Excepción en la zona por resolución del Presidente Sebastián Piñera, esto según indicó, por los resultados satisfactorios que se ha tenido con el control de los incendios.

“Con la colaboración de las instituciones de la defensa nacional, pudimos no sólo controlar, sino que extinguir incendios que nos tenían complicados y, por tanto, el resultado es tremendamente positivo”, señaló.

Cabe recordar que durante los 60 días que duró el Estado de Excepción se realizaron patrullajes preventivos en las zonas de riesgo por parte de efectivos de las Fuerzas Armadas, Carabineros y la PDI, que fueron clave para evitar la propagación de las llamas.

Según datos entregados por el director regional (s) de Conaf, Javier Ramírez, “en el Bío Bío, hubo un total de 1.955 incendios, lo que equivale a un 18,5% más que la temporada anterior. En cuanto a la superficie, un total de 10.685 hectáreas resultaron afectadas”, precisó.

A su vez, explicó que la extensión del Estado de Excepción, hasta el 6 de abril, permitió efectuar patrullajes en sectores críticos de ocurrencia reiterada de incendios, “no obstante, para nosotros como Conaf, la temporada aún no finaliza, ya que actualmente estamos abocados a la supervisión del uso del fuego para la eliminación de desechos agrícolas en la Región”, aclaró.

En tanto desde el sector privado, el presidente de la Corporación Chilena de la Madera, Corma, Juan José Ugarte, señaló que desde su sector, “estamos en la fase final de una dura temporada, en la que el trabajo de los Brigadistas de Chile y la inversión realizada (una cifra récord de 85 millones de dólares para la detección y combate de incendios) fue fundamental para enfrentar los siniestros, que en gran parte fueron producto de la intencionalidad del hombre”, acotó.

La diputada Francesca Muñoz, aseguró que la “administración ha enfrentado la emergencia de la mejor manera posible, logrando reducir los daños significativamente respecto de años anteriores”.

Además, destacó la declaración de estado de excepción en la zona porque facilitó la respuesta de las autoridades, pero reconoce que aún hay materias pendientes. “Como promotora de la creación de una comisión permanente de emergencia en la cámara de diputados, creo que aún es necesario contar con un servicio de protección civil y emergencia nacional que esté preparado para todo tipo de emergencias y catástrofes, así como para trabajar en la prevención y gestión de riesgo”.

Frases desafortunadas

Si bien el balance de la temporada 2018-2019 fue positivo, según el diputado Gastón Saavedra ello fue así gracias al apoyo de las brigadas de Fuerzas Armadas y los organismos competentes, y no en virtud de los méritos del Ejecutivo. En efecto, asegura que hubo una mala coordinación desde el poder central.

“La actitud destemplada del ministro del Interior, Andrés Chadwick, con el intendente Jorge Ulloa, cuando le dice ´no me digas lo que tengo que hacer´, desestimó a Ulloa. Y el apresuramiento del intendente para declarar Estado de Sitio, cuando no estaba dentro de sus facultades, no fue correcto. Nos queda claro que se debe actuar preventivamente y no cuando ya se desata el fuego”, afirmó.

Finalmente, según datos entregados por Conaf , los incendios más grandes que afectaron a la Región se pueden resumir en seis: Villa Italia, en Penco; Rinconada, en Nacimiento; San Juan de Dios, en Mulchén; Quilapalo, en Quilaco, Lautaro Antiquina, en Cañete; y Canihual, en Tirúa.

Etiquetas