Ciudad

Seguridad y ambiente contenedor, dos claves para elegir un jardín

Desde Jardines Vitamina y red Integra explican que contar con un espacio adaptado y confortable es fundamental para el desarrollo integral de un menor.

Por: Mauro Álvarez | 10 de Marzo 2019
Fotografía: Integra

Entregar el cuidado de un hijo a una sala cuna y/o jardín infantil es una decisión que debe ser tomada a conciencia, más aun teniendo en cuenta casos de maltratos y accidentes al interior de recintos educacionales, que han aparecido en los últimos años en la prensa. La noticia de un niño de dos años, que fue encontrado caminando tranquilamente en la calle sin supervisión adulta, y que había escapado sin que nadie de diera cuenta de su jardín infantil en San Pedro de la Paz, ha vuelto a agudizar las antenas de los padres que quieren asegurarse que a sus seres más queridos no les ocurra nada en las horas que tienen que dejarlo al cuidado de profesionales.

Comprendiendo la complejidad que lleva el confiar el cuidado de un hijo a un tercero, Diario Concepción conversó con especialistas de la red Integra y de  Jardines Vitamina, sobre las claves para un buen cuidado de los niños, ofreciendo, tanto a los padres como a los niños, un ambiente de contención, seguridad y cariño, esto ya que, explican, todos son diferentes y tienen su propio tiempo de adecuación a este nuevo ritmo de vida.

Es así como, ambas instituciones buscan que esta nueva etapa sea llevada a cabo de la manera más tranquila, en la que los padres juegan un rol clave.

“La entrada de los niños a los jardines y salas cunas,  implica un cambio para el grupo familiar, es por ello que debemos tener en cuenta que este proceso es distinto para cada uno de ellos. Pensando en esto, en Vitamina tenemos acondicionadas las salas para que los padres puedan ver qué es lo que hace su hijo dentro del establecimiento, lo que denominamos como Puertas Abiertas”, explicó la gerente de Bienestar y Seguridad de la cadena, Marcella Tassara.

En cuanto a la seguridad,  la profesional comentó que “contamos con controles de acceso, de tres puertas, evitando que entre cualquier persona al jardín.  Con el fin de proteger al menor, las manillas están sobre el metro 40 centímetros, además de topes en las puertas para evitar accidentes. Tenemos planes integrales donde capacitamos a nuestros equipos, en cuanto a qué hacer en caso de terremotos, todo certificado por la Achs”.

Desde el sector público, Patricia Bustos, directora regional de Integra Bío Bío, señaló que “contamos con protocolos frente accidentes que son de conocimiento de todo el equipo educativo y familias. A su vez, tenemos planes preventivos de seguridad con los que aportamos de manera sustantiva al desarrollo de la cultura preventiva, con el objetivo ofrecerle a los padres espacios y ambientes seguros,  con el fin de garantizar siempre el bienestar de sus hijos”.

Bustos recalcó la confianza que deben tener en las  trabajadoras de Integra.  “Tenemos equipos educativos altamente capacitados, comprometidos con su rol de agentes de cambio social y que trabajan día a día por una educación de calidad que permite que los niños se desarrollen en un ambiente pleno y feliz”.

Vitamina

La importancia del apego

Otro de los puntos fundamentales tanto para Tassara como para Bustos, tiene relación con el  apego que se desarrolla desde la sala cuna.

“Con nuestros niños buscamos que esté presente un adulto de referencia dentro del equipo educativo, con el que cada menor pueda vincularse emocionalmente, de esta manera la profesional podrá responder a las necesidades fisiológicas y afectivas de los niños buscando su adaptación, para que no  extrañen tanto a sus padres”, explicó la directora de Integra.

Velar por el desarrollo del menor, es clave, precisó la gerente de Vitamina. “Esto,  ya que, es un proceso complejo la adaptación, donde conocerán a nuevos amigos. Se debe respetar  los tiempos de cada uno de ellos, puesto que pueden llorar y aislarse, algo que se va mejorando de forma gradual con el pasar de los días”, afirmó.

En lo que ambos establecimientos concuerdan es en el reconocer a las familias en su diversidad y como los primeros educadores, promoviendo su participación permanente en los procesos educativos, valorando y fortaleciendo sus competencias parentales para una crianza amorosa y respetuosa, de manera que se potencien las capacidades de los más pequeños.

Tiempos de lactancia

Contar con un espacio donde se pueda mantener la lactancia materna es primordial, aclaran.

En este sentido, la directora de Integra es categórica. “Como Fundación promovemos que las madres extiendan  este proceso, ya que es una oportunidad privilegiada para el apego,  en donde el niño se siente amado y protegido, además que está recibiendo todo el contenido nutricional que necesita”, destacó.

Para ello, tanto Integra como Jardines Vitamina cuentan con salas de amamantamiento, espacio que permite a la madre atender  tranquilamente a su hijo. Además, se entrega flexibilidad horaria a las madres para que asistan a alimentar a sus hijos en el horario que más les acomode. “Las madres,  como también los padres,  pueden ir a la hora que quieran a ver a sus hijos, esto ya que en el caso del amamantamiento debe ser las veces que más puedan”, indicó Marcella Tassara.

Entendiendo esto, y con el fin de estar más cerca de los lugares de trabajo, Tassara comentó que Vitamina está pronta a inaugurar dos centros más en Concepción, todos con políticas abiertas que favorecen el desarrollo de los niños”.

Etiquetas