Ciudad

Siguen multas por explosión en Sanatorio

Empresas reclaman inexactitudes y errores, por lo que presentarán recursos de reposición buscando bajar cobros.

Por: Ximena Valenzuela | 01 de Febrero 2019
Fotografía: Lukas Jara M.

Continúan las multas por explosión ocurrida en abril del año pasado en el Sanatorio Alemán, tragedia que dejó como saldo tres víctimas fatales y 46 heridos.

A las sanciones determinadas por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, que implicaron cobros cercanos a los $620 millones de pesos para el Sanatorio Alemán, Gas Sur y la Constructora ISD, ahora se suman $135 millones, tras la sanción realizada por la Seremi de Salud a las tres empresas, luego de establecerse una relación directa del actuar de las firmas en el hecho.

El resultado del sumario, que fue dado a conocer en la Intendencia, determinó las siguientes sanciones: 1.000 UTM a Clínica de la Mujer Sanatorio Alemán, 1.000 UTM a Gas Sur; y 800 UTM a Constructora ISD.

El intendente Jorge Ulloa afirmó que existieron una serie de incumplimientos, tanto de la clínica, como Gas Sur y la constructora, “en su conjunto, son factores para que haya tenido lugar la explosión”.

Héctor Muñoz, seremi de Salud, aseveró que se aplicó los cobros máximos que puede realizar la cartera, “están relacionados con la explosión y con el resultado de muerte. Por eso, se da la mayor sanción que tenemos que es de 1.000 UTM”.

Cuestionamientos

Dichos cobros, según explicó Muñoz, se deben a, en el caso del Sanatorio Alemán, la ausencia de supervisión del cumplimiento de las normas de higiene y seguridad del contratista antes de adjudicar el trabajo, no tener contratos firmados ni reglamento interno de higiene actualizado.

Se culpa a la clínica de la falta de supervisión de la prevención de riesgos, que se realizó a través del supervisor de la contratista que no da cuenta de los riesgos en el área; personal de mantención no contaba con planos de la instalación de gas que evidenciaran el riesgo de intervenir con equipo de alta vibración (taladro neumático) y no tenían autorización del departamento de prevención correspondiente.

Se suma que la clínica no informó a Gas Sur al momento de la fuga de gas, sino que sólo una hora después, hecho que se agrava por el desconocimiento del lugar donde cortaba la entrada de gas y no dar alerta a Bomberos ni medir riesgos ante el reingreso de personal y usuarios al lugar.

En cuanto a la constructora, la autoridad sanitaria cuestionó que los contratos de trabajo de los fallecidos no estaban firmados por estos al momento del accidente; no existe registro del envío de antecedentes al área de prevención de riesgos del mandante y tampoco tenían autorización del departamento de prevención de riesgos de la clínica.

En relación a Gas Sur, los incumplimientos se basan en que en el lugar del accidente no existía senalización que indicara existencia de cañerías en el área; no hubo mantenciones preventivas al lugar para regularizar instalación del medidos y la mejora en los accesos a las válvulas de corte.

De hecho, el técnico que acudió a la emergencia no llamó a Bomberos y no realizó mediciones en el lugar por la gran cantidad de gas que ya se había acumulado, no advierte a los representantes de la clínica sobre el peligro de volver a ingresar post corte de gas y no presentó procedimientos para atender emergencias que estaban comprometidos en la declaración del representante legal.

Las empresas, que fueron notificadas el miércoles, cuentan con cinco días hábiles para presentar un recurso de reposición ante la Seremi de Salud y un año para hacer lo propio con un recurso de revisión del proceso, o bien, a través de vía judicial realizar una reclamación de multa, situación que ya ha sido anunciada por Gas Sur y la clínica.

Desde Gas Sur indicaron que están analizando los medios de impugnación de dicha resolución, ya que se estima que ésta no procede ni en la forma ni en el fondo.

Reiteraron que la rotura de la red de gas fue provocada por la intervención de terceros, lo que originó la lamentable explosión en el Sanatorio Alemán.

En tanto, desde la clínica afirmaron que el departamento jurídico se encuentra evaluando las alternativas para reclamar la multa, pues existiría una serie de errores e inexactitudes de forma y fondo, “entre los que se incluye el habernos sancionando por hechos respecto de los cuales la autoridad sectorial respectiva (SEC), ya se pronunció”.

Etiquetas