Ciudad

El diagnóstico de Gabriel Gatica frente a la ciencia y el nuevo ministerio

El investigador afirma que los gobiernos tienen “cientos de prioridades” antes que la ciencia, aunque saluda la creación del nuevo ministerio.

Por: Javier Cisterna | 25 de Diciembre 2018
Fotografía: Archivo

Gabriel Gatica, director del Centro de Investigación en Ingeniería Matemática (CI²MA) de la Universidad de Concepción, pide un “diagnóstivo fidedigno” a la hora de poner en perspectiva los desafíos que afronta el nominado ministro de de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación Andrés Couve.

El investigador, que recientemente fue ratificado como editor asociado de la revista internacional de análisis numérico Journal on Numerical Analysis —publicada por la Sociedad de Matemática Aplicada e Industrial de EE.UU.—, asegura que no hay que “ordenar la casa”, sino más bien trabajar en algunos desajustes que históricamente han afectado al sector.

—¿Observa una distancia entre la realidad y lo que se menciona en torno a ciencia?

—Se decía, por ejemplo, que los gobiernos de Chile “han optado por la ignorancia”. Eso, desde mi punto de vista, es una exageración tremenda. Eso no es verdad. Ha habido incentivos a la investigación. Primero, yo haría un diagnóstico claro. No es cierto que haya que ordenar una casa en extremo desordenada, no. Lo que ocurre, entre otros puntos, es que ha habido un aumento sostenido del recurso humano que quiere insertarse, pero no existen recursos para su incorporación.

—Según su mirada, ¿era necesario el ministerio?

—Sí, es necesario. Yo hago un diagnóstico, porque no me gusta la exageración. Lo que se necesitan son más recursos, porque el recurso humano ha aumentado. En ese sentido, una de las primeras cosas que debiera hacer el ministerio, es ordenar las prioridades y las eventuales incompatibilidades en los distintos programas de apoyo. Por ejemplo, si un grupo de investigadores ya tiene varios proyectos masivos adjudicados, hay que ponerles un paro para que se abran oportunidades.

—¿Hay que ordenar una parte de la casa?

—Sí, pero no es que la casa esté desordenada completamente. Una de ellas es resolver incompatibilidades, como mencionaba, para que no se dé que grupos de investigadores que se reagrupan de otra forma vuelvan a adjudicarse fondos. Esa incompatibilidad hay que solucionarla.

—¿Cuál siente que es la vuelta de tuerca del ministerio?

—Un aspecto estratégico que me parece muy positivo sobre la creación del ministerio es que con ello se le otorga, obviamente, importancia de Estado a la ciencia y a la tecnología, ya que las coloca a la par con todas las otras áreas de interés nacional, reflejadas en los ministerios ya existentes. Anteriormente, al depender Conicyt del Ministerio de Educación, la relevancia a nivel estatal de la ciencia estaba en un plano claramente secundario y supeditado primero a la visión del ministro de turno de esa cartera

—Entonces, ¿la ciencia ahora estará a la par de las otras necesidades del Estado?

—Sí, porque sin duda va a participar de los grandes temas en los consejos de ministros. Pero también hay que tener claro que desde el punto de vista país sería un poco arrogante pensar que la ciencia es lo más importante para el país. Usted le pregunta a la gente y le va a decir primero salud, educación y previsión. Es iluso pensar que si uno sale con un cartel a reclamar por más recursos el gobierno nos lo va a dar. El gobierno tiene cientos de prioridades antes.

—Se espera que la Región dé una pelea institucional por ser un polo científico macrozonal.

—Es obvio que la Región del Bío Bío debe estar entre las cuatro macrozonas regionales. Estoy seguro que un ministro de Ciencia y Tecnología idóneo, como creo que es Andrés Couve, va a reconocer a Concepción como un polo importante de la ciencia en Chile.

Etiquetas