Ciudad

Escolares crean dispositivo de alerta para personas ciegas

Propuesta de alumnos del Liceo Luis Cruz Martínez consiste en un aparato que detecta obstáculos frente y debajo de la persona que lo utiliza.

Por: Ximena Valenzuela | 28 de Noviembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Transitar por las calles es un verdadero desafío para las personas ciegas.

Por ello, dos alumnos y una profesora del liceo Luis Cruz Martínez de Quillón generaron un proyecto llamado Dispositivo Colgante para Personas con Ceguera Total o Parcial, con el que buscan facilitar la vida a las personas que presentan dicha discapacidad y contribuir a la inclusión.

Francisco Mendoza, alumno de primer año medio y uno de los gestores de la iniciativa, aseguró que no ver es algo muy complicado, “lo sé, porque he probado el dispositivo vendado. Por lo mismo, quisimos ayudar a las personas ciegas, al ver que es la discapacidad más recurrente”.

Con la guía y apoyo de la docente Ximena Becerra, Mendoza y su compañero Iván Inzunza, dieron el gran paso que fue desarrollar una tecnología útil que están presentando en el XIX Congreso Nacional Escolar de la Ciencia y Tecnología Explora Conicyt 2018, que hasta hoy se desarrolla en la Universidad de Concepción.

En el laboratorio del colegio crearon las piezas, instalaron los sensores y programaron el aparato, que se usa a modo de cinturón, cuyo objetivo es alertar al usuario sobre los obstáculos que existen en su camino, tanto frontales como baches e irregularidades que presente el suelo.

“El dispositivo se construyó en base a sensores de proximidad que tienen la capacidad de detectar obstáculos a una distancia máxima de 1,30 metros y con un ángulo de abertura de 100 grados. El sensor avisa, a través de vibración, si hay algo al frente. También hay otro que detecta baches, eventos o peldaños de escalera, con 1,20 metros de proximidad y alerta a través de un sonido”, explicó Becerra, docente de Biología y Química y coordinadora comunal de Ciencias.

Avance en inclusión

En mayo, los estudiantes y la docente postularon el proyecto a Explora Conicyt Bío Bío, donde se adjudicaron financiamiento y asesoría técnica. Participaron en congresos provinciales y regionales, que lograron ganar. Y, actualmente, se presentan en el congreso que realiza en la UdeC.

Los alumnos sueñan obtener el primer lugar con su invento, aunque reconocer que el mayor premio será que el dispositivo constituya un avance en la inclusión, pues consideran que las ciudades no son del todo amigables.

“Este proyecto no ha sido fácil, porque hemos tenido que ir conociendo y aprendiendo a usar nuevas plataformas, códigos y programas para hacerlo. Ha sido un lindo trabajo que queremos ir perfeccionando para la seguridad de las personas ciegas, para que puedan andar con sus manos libres de bastones o correas de perros lazarillos”, expresó Iván Inzunza.

Si bien, actualmente, existen dispositivos sonoros en semáforos, rampas de acceso en veredas, señalética en Braille y las texturas táctiles de suelo, que permiten a los no videntes saber cuándo avanzar con seguridad y cuándo detenerse ante un peligro, para los alumnos y la profesora aún no es suficiente, por lo que pretenden con el dispositivo mejorar aún más la calidad de vida de las personas ciegas.

 

Etiquetas