Ciudad

Farmacia del Hospital Regional se inundó por lluvias

Centro hospitalario aseguró que no se perdieron medicamentos y que la atención fue normal. Fenats exigió habilitar una nueva bodega.

Por: Ximena Valenzuela | 18 de Octubre 2018
Fotografía: Cedida | Diario Concepción

El sistema frontal que se dejó sentir ayer en Concepción no sólo anegó calles. También inundó la entrada de la bodega de fármacos y el patio de luz de farmacia del Hospital Regional. La situación generó preocupación entre los trabajadores del centro de salud y algunos pacientes.

Adolfo Bécar, dirigente de la Fenats del Hospital Guillermo Grant Benavente, alertó sobre la situación, pues, según explicó, hace mucho tiempo que la bodega de medicamentos “quedó chica , se pseudo habilitó una en un patio de luz, ubicado en el zócalo del hospital antiguo (…), el problema es que muchos medicamentos vienen con indicaciones técnicas de temperatura y humedad y hoy están el riesgo de dañarse y perderse”.

Carlos Capurro, director del Hospital Regional, hizo un llamado a la tranquilidad, pues tras la inundación no hubo que trasladar trabajadores ni tampoco se registraron pérdidas de insumos o fármacos. “Nada que perjudique mantener la atención de salud. Todos los elementos estaban sobre palets porque sabíamos que había zonas que se inundaban”, aseguró el director.

Además, agregó que la entrega de medicamentos fue normal en las farmacias ambulatorias y también para la administración de estos a hospitalizados. Eso sí, reconoció que algunos medicamentos se humedecieron al recibirlos, pues el camión no tiene zonas para estar bajo techo durante la recepción.

En tanto, María Soledad Villouta, jefa de abastecimiento de Fármacos del Regional, explicó que la inundación se produjo en un patio de luz, en el acceso a las bodegas, principalmente, porque la capacidad de evacuación de aguas lluvias fue sobrepasada.

Recalcó, que al actuar oportuno de personal de bodega evitó pérdidas en el lugar donde, principalmente, se almacena alcohol y líquido para las máquinas de diálisis, los que están acumulados en pequeños volúmenes.

Ahora bien, detalló que en caso de algún problema con medicamentos cuentan con una política de canje con algunos proveedores, lo que podría ser una garantía para los más de $1.800 millones en fármacos que compran cada mes.

Capurro agregó que deberán ampliar la capacidad de los colectores de aguas lluvias del hospital, pues ya no dan abasto, trasladar las redes de aguas lluvias lo más lejano a los sectores afectados, realizar mantenciones periódicas en canaletas y, con gasto operacional del establecimiento, buscar una solución integral para el almacenamiento de insumos y medicamentos. “No podemos perder productos que están para atender pacientes”, precisó.

Sostuvo que de aquí a un mes esperan tener solucionado el problema de aguas lluvias de recepción de fármacos, la limpieza de canaletas, redes y bajadas de agua.

La situación fue informada hace meses al director del hospital, pues no es primera vez que se inunda, pero no se ha determinado un espacio mejor para ubicarlos. A juicio de Capurro, ella se debería a una mala gestión de la jefatura del área farmacia.

Adolfo Bécar aseguró que solicitarán al nuevo director del Servicio de Salud Concepción, Carlos Grant, apoyo para habilitar una bodega que cuente con todas las condiciones necesarias para el almacenamiento de medicamentos que suman cientos de millones de pesos por año, la que se podría instalar, por ejemplo, en zonas de estacionamientos que usan privados.

Etiquetas