Ciudad

Siete edificios de Remodelación Paicaví y Eleuterio Ramírez inician remoción de asbesto

La contaminación por el material puede provocar graves afecciones respiratorias e, incluso, cáncer. Inmuebles fueron construidos hace 50 años.

Por: Ximena Valenzuela | 21 de Septiembre 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

El asbesto, mineral que se mezclaba con cemento para moldear placas de pizarreño y que era, habitualmente, usado para construir techos y paredes de viviendas fue prohibido por el ministerio de Salud en el 2000, debido a que puede generar dificultades respiratorias, asbestosis, cáncer, entre otros.

A pesar de su prohibición, aún sigue latente el peligro del asbesto en las construcciones locales. Por eso, Vivienda y Urbanismo está realizando una limpieza a tres edificios de la remodelación Eleuterio Ramírez y tres de Paicaví, que fueron construidos con dicho material.

El seremi del ramo, Emilio Armstrong, destacó que en los conjuntos intervenidos, creados hace 50 años, se retirará el asbesto cemento bajo los estándares y protocolos del Minsal, “que necesita la constructora (GYT Ltda.) para remover el material contaminante tan dañino para la salud de las personas, resguardando a los trabajadores y a 127 habitantes de los departamentos”.

Se invertirá sobre $765 millones para recuperar edificios de adultos mayores que por sus bajas pensiones no pueden pagar los arreglos.

María Eugenia Álvarez, presidenta de la Junta de Vecinos Remodelación Paicaví, sector que también se beneficia con el proyecto, agradeció los trabajos, pues dijo que no sólo están retirando el asbesto, sino que remodelando por completo. “Ya cambiaron la techumbre. No sé, técnicamente, si el asbesto es el material mayor del edificio, pero sí que tienen mucho cemento. Esto mejorará la calidad de vida de los vecinos, la mayoría adultos mayores, que por sus bajas pensiones habría sido imposible hacer los arreglos”, dijo.

Las faenas incluyen reparación de: estucos, pinturas, techumbre y cambio de materiales de cubierta, entre otros, que buscan evitar que el material se desprenda o rompa generando elementos nocivos para la salud.

Cabe destacar que ya se concluyó la remodelación de un edificio de Eleuterio Ramírez que incluyó una inversión de 2.628 UF y que beneficia a 24 familias.

A la fecha el Minvu, a través del programa de mejoramiento de condominios, ha entregado 3.000 subsidios de asbesto cemento, principalmente, para Talcahuano, Hualpén y Concepción.

Se prevé que el mejoramiento de los condominios sociales, que está realizando el Minvu esté terminado en 240 días.

Proceso

Sonia Almeyda, jefa del subdepartamento de Salud Ocupacional de la Seremi de Salud, dijo que la empresa a cargo del retiro de techumbres de los condominios de viviendas solicitó permiso a la autoridad sanitaria para el retiro de asbesto, la que tras una inspección técnica fue aprobada. “Esta autorización es uno de los 65 procesos de retiro de materiales en el manejo de asbesto que hemos desarrollado hasta agosto en la Región”.

Agregó que tienen como desafío capacitar a los trabajadores en el manejo de asbesto, el riesgo que implica, revisión de protocolos de trabajo en el retiro y disposición final de materiales que contienen asbesto, y dar continuidad y refuerzo al rol de la mesa regional de Trabajo y Vigilancia en Salud Ocupacional en la materia.

El seremi de Salud, Erick Jiménez, afirmó que “supervisamos prevención del riesgo, manejo, manipulación y disposición final del material, desde su origen, en las fuentes productivas de la Región. “Entendiendo que el asbesto es un mineral clasificado como cancerígeno, que existe en el medio ambiente y que en el caso de fibras usadas con fines comerciales e industriales, al sacudirse pueden inhalarse y alojarse en los pulmones”.

Agregó que la exposición crónica puede producir dificultad respiratoria, riesgo de asbestosis y otros trastornos no cancerosos de la pleura y los pulmones “mesotelioma (cáncer de las membranas que revisten pecho) y abdomen, cánceres de pulmón, laringe y ovario”.

Etiquetas