Ciudad

Imputado por femicidio en Coronel fue enviado al Psiquiátrico

Pese a que el fiscal solicitó prisión preventiva, el tribunal ordenó que el Servicio Médico Legal le realice peritajes para esclarecer si es o no inimputable.

Por: Carolina Abello | 04 de Septiembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

“El imputado la agredió con elementos contundentes, provocándole un TEC cerrado, tras lo cual comenzó a cercenar  el cuerpo cuando ella aún estaba viva”.

Esa fue la parte del relato del fiscal Luis Cruz, en la audiencia de formalización de Humberto Pereira González (84), imputado de asesinar a su esposa Elba Roa Fica, de 71 años, el pasado jueves, en la vivienda que ambos compartían en la villa Los Alerces en Coronel.

El crimen remeció la comuna, porque la mujer llevaba dos días perdida, y su cuerpo solo apareció gracias a que un sobrino ubicó su celular mediante una aplicación. Partes de su cuerpo estaban en un gallinero en la misma casa, en la casa de una vecina y en el vertedero de Cosmito, ya que el hombre llevó restos de su cuerpo en sacos y los entregó a los recolectores de basura, acción que quedó registrada en las cámaras de seguridad.

Pereira fue detenido y el viernes, la Fiscalía pidió ampliación de plazo de detención hasta ayer.

En la audiencia, cuando el persecutor iba a solicitar la prisión preventiva, la defensora Marcia Soto presentó un informe pericial realizado por la psiquiatra y geriatra Paola Castelli, que afirma que el imputado sufre de un trastorno delirante paranoide, con una posible demencia, por lo que actuó privado de razón. Agregó que Pereira tiene hipoacusia, problemas visuales y presenta un consumo prolongado de alcohol. Por esto, la abogada pidió que se aplique el artículo  458 del Código Procesal Penal, que  ordena la suspensión del procedimiento hasta que se acredite si la persona es o no inimputable.

El fiscal Cruz aseguró que el sujeto debía ir a prisión preventiva, pues el hecho de que Pereira hubiera ocultado el cuerpo descuartizado de su esposa indica que estaba plenamente consciente y entendía lo que había hecho. Recordó que la hija de ambos lo confrontó por la ausencia de su madre, y que el hombre le dijo que había ido a visitar a una tía, y que cuando le preguntó por las manchas de sangre que habían en la cocina y baño, le  respondió que se había cortado, pero sus manos estaban intactas.

Sin embargo, el juez de Garantía,  Jorge Henríquez acogió los argumentos de la defensa y ordenó la suspensión del procedimiento en contra de Pereira , a la espera de que el Servicio Médico Legal realice todos los peritajes necesarios para esclarecer si realmente Pereira actuó privado de razón al asesinar a su mujer.

La defensora Marcia Soto precisó que sólo se necesitan antecedentes para suspender un procedimiento mientras se realiza el informe por parte del SML.

La decisión del juez causó indignación en Guillermo Roa, hermano de la mujer, quien salió rápidamente de la sala del Tribunal, quien sólo en la calle accedió a hablar  con los medios de comunicación.

“Me molesta que hagan pasar por loco a una persona sana. Esto no era lo que yo esperaba, es injusto,  porque para esto no debería haber ni juicio. Uno ve en  la televisión que ahora hablan tanto de los derechos de la mujeres, y aquí fueron completamente vulnerados. Estoy muy decepcionado”, dijo.

El hombre agregó que lo más difícil es comunicar la decisión a su familia, que a esa hora esperaba recibir el cuerpo para ser  velado. “Me voy decepcionado y triste  a esperar los restos de mi hermana”.

El fiscal Cruz precisó que estudiarán en detalle la sentencia del juez de Garantía para decidir si apelarán o esperarán los resultados del Servicio Médico Legal, para lo cual no hay un plazo definido.

“Hay que aclarar que la investigación sigue abierta. Creemos que  él tenía conocimiento de que su actuar es contrario a derecho, porque además trata de ocultar la evidencia que lo incrimina en este delito”.

Etiquetas