Ciudad

En mínimo cuatro años inundaciones en Ramón Carrasco tendrían solución

Ya se presentó un proyecto de ingeniería y diseño a Desarrollo Social para que entregue la resolución satisfactoria. Estudio tardaría 15 meses. Por el momento, tanto el municipio como el MOP se comprometieron a seguir colaborando en la evacuación de aguas cuando sea necesario.

Por: Ximena Valenzuela | 03 de Agosto 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Casas inundadas, automóviles con pérdida total y accidentes de transeúntes son sólo algunas de  las complicaciones que genera, cada vez que llueve, la acumulación de agua en calle Ramón Carrasco en Lomas de San Andrés.

Vecinos aseguran que el problema se ha ido agudizando con el tiempo, producto del alto número de construcciones que se han realizado en el sector, especialmente, en los últimos cinco años, sin mediar en que los sistemas de evacuación de aguas lluvias no fueron pensados para una explosión demográfica como la que tiene ahora el sector que suma 10 mil personas.

De hecho, a la comunidad de Lomas de San Andrés, se agregan, en barrios aledaños, más de 30 mil personas, lo que implica en un flujo vehicular por Ramón Carrasco de dos mil vehículos por hora que en días de lluvia se estanca totalmente.

Alejandra Bidegaín, que hace 23 años vive en Ramón Carrasco, explicó que en días de lluvia no sólo se generan tacos, “quedan los autos botados, ingresa arena, tierra y agua sucia a las casas, no sólo hay que secar, hay que pagar una higienización, que no sale menos de $200 mil pesos y  cambiar muebles. La lluvia de fines de mayo tuve 20 centímetros de agua dentro de la casa. Ahora sólo arreglar el piso, que se levantó, me está saliendo más de dos millones y medio de pesos”.

Bidegaín reconoció que el municipio, cada vez que llueve, llega con motobombas para eliminar el agua, lo que ayuda, aun cuando sea una solución parche. De ahí que es muy importante tener una solución definitiva de evacuación de aguas lluvia. “Se ha ido construyendo tanto que los terrenos libres  no son capaces de absorber el agua”.

Y ante los recurrentes eventos, autoridades de Obras Públicas y el municipio se reunieron en plena calle con los vecinos para informar que se realizará un estudio de ingeniería, que tiene un costo de $205  millones, que pretende dar una solución integral en el sector.

“La semana pasada el proyecto ya entró a RS (Resolución Satisfactoria del Ministerio de Desarrollo Social) esperamos que sea positiva, sin duda, y luego de eso vamos a apoyar técnicamente desde el nivel central, tanto en diseño como, así también, al seremi de la Región para la búsqueda de recursos, apoyado por la dirección de Obras Hidráulicas”, dijo el asesor ministerial de la Dirección de Obras Hidráulicas, Claudio Darrigrandi.

Daniel Escobar, seremi de Obras Públicas, afirmó que una vez teniendo el RS se comenzará a realizar el estudio, que incluye el diseño, que tomaría entre 15 meses. “Sería una obra de gran envergadura que debería costar entre 3.000 y 4.000 millones de pesos y que, incluso, las faenas podrían prolongarse hasta dos años. Es una obra que va a solucionar en forma definitiva el lugar”.

Alberto Moraga, seremi de Desarrollo Social, afirmó que su cartera analizará para dar factibilidad técnica a la obra. “Está la voluntad del Gobierno del Presidente, Sebastián Piñera, de sacar adelante el proyecto porque viene a solucionar problemas que están presentes hace mucho tiempo. El Presidente nos ha pedido estar en terreno y dar el empuje y la voluntad política, tanto de los seremis como del municipio,  para que pueda salir adelante la solución lo antes posible”.

Darrigrandi  estimó que un proyecto de canalización de aguas lluvias como el que requiere la zona, tomaría de dos a cuatro años dependiendo de la envergadura.

El alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, destacó que la obra es de alta importancia, pues cada vez que llueve  la calle se inunda, por lo que el municipio realiza acciones de mitigación como es la limpieza del canal y el uso de motobombas para sacar el agua, “derivándola a un pozo artificial, que una vez que se llena, la enviamos  a 150 metros del lugar, para despejar al menos una calzada”.

Agregó que luego del diseño, se tendrá buscar recursos, “que van a tener que venir desde el nivel central, del Gobierno, para poder llevar a cabo las obras definitivas”.

A corto plazo, según dijo Darrigrandi, se comprará una nueva bomba hidráulica para disminuir el impacto en el lugar y, además, la DOH estará a cargo de analizar los puntos críticos de la zona para ir mejorándolos.

Mónica Gayoso, presidenta de la Junta de Vecinos de Lomas de San Andrés, dijo que las expectativas son altas para que se haga un proyecto que solucione las inundaciones. “Este año sobrepasó todo, inundando más de 10 casas con agua sucia”, dijo y agregó que el problema además disminuye la plusvalía de las viviendas.

En tanto, Bidegaín agregó que las nuevas construcciones que se levanten en el lugar  deberán mejorar los sistemas de evacuación de aguas lluvia, pensando a largo plazo.

Etiquetas