Ciudad

A fin de año diez comunas de la Región del Bío Bío tendrán ordenanzas para disminuir la obesidad

Las municipalidades de Arauco, Penco y Florida ya cuentan con la normativa. En tanto, el Gobierno está desarrollando un plan trienal que busca fortalecer estilos de vida saludable, especialmente, en menores de seis años.

Por: Ximena Valenzuela | 11 de Julio 2018
Fotografía: Contexto

“Es muy complicado hacer dieta a los niños, ellos no entienden que tienen que comer sano, evitar los dulces y los carbohidratos. Realmente, a veces, siento que he perdido la batalla con mi hija, tiene seis años, mide 1.20 y pesa casi 40 kilos”, dijo Jessica Cerda, quien aseguró que la menor ha sido atendida por nutricionistas y endocrinólogos, pero con ninguno ha obtenido resultados positivos.

El caso de Catalina, hija de Jessica Cerda no es extraño. De hecho, la realidad nacional y regional muestra altos índices de obesidad y sobrepeso, que llegan a un 37,3% en población menor de seis años de la Región; cifra que sube a 64,4% en mayores de 15 años y que involucra al 62,21% de las embarazadas que se atienden en la red de salud pública del Bío Bío.

La obesidad es una preocupación de los municipios de la zona. De hecho, Arauco, Penco y Florida que ya cuentan con ordenanzas que promocionan estilos de vida saludables, mientras que San Pedro de la Paz, Concepción, Hualpén, Lota, Santa Juana, Chiguayante, Hualqui , Lebu y Cañete están en proceso de lograrlo, que, según estima la Seremi de Salud, deberían estar en funcionamiento durante este año.

La estrategia, que fue propuesta por el ministerio del Salud, apunta a generar actividades de promoción y protección de la salud, reducir las tasas de obesidad existentes en la Región, fomentar la actividad física y a generar más espacios de participación, así lo explicó Maite Iglesias, encargada del área de Promoción de la Salud de la Seremi de Salud.

En dichas normativas se prohíbe la venta, comercialización de productos con altos niveles de calorías, sal o azúcar o aquellos que presenten sellos, como los que indica la ley, en todos los establecimientos educacionales desde pre kínder hasta cuarto medio. También prohibe la publicidad ligada a ellos.

Arauco cuenta con la ordenanza más reciente que destaca por establecer en los colegios un sistema de medición de peso y talla de los alumnos de primero básico a cuarto año medio, al menos una vez por año. También fomenta el consumo de agua dispuesta en dispensadores en los establecimientos.

La normativa de Florida, que fue publicada hace algunas semanas, sobresale por la incorporación de alimentos saludables, que es entregada en canastas por el municipio, y a la obligatoriedad de que los establecimientos educacionales cuenten con un área de primeros auxilios totalmente equipada, que además cuenta con personal especializado en técnicas básicas de curación y reanimación cardiovascular.

Penco está en su segundo año de evaluación nutricional a toda la población escolar municipal y particular subvencionada, que equivale a más de 4.000 alumnos, sumando este año el programa de estilo de vida saludable a los jardines infantiles.

La Comisión Mixta de Salud y Educación, Comse, será la encargada de fiscalizar el cumplimiento de las medidas propuestas por los municipios.

El seremi de Salud, Erick Jiménez, recalcó que las ordenanzas incluyen medidas para buscar reducir la mal nutrición por exceso que en la Región, que muestra un alza preocupante en la obesidad, cifrada en 12,9%, en menores de edad, lo que detona, según explicó, a contraer enfermedades crónicas a temprana edad.

“Estas iniciativas, sumadas a la Ley de Composición Nutricional de Alimentos y su Publicidad, y al fortalecimiento del Sistema Elige Vivir Sano, aportan a la reducción de la obesidad y sobrepeso, lo que disminuye el impacto sanitario que dichos indicadores tienen en el binomio salud – enfermedad”, agregó el seremi.

Plan trienal

El Gobierno ya inició un trabajo multisectorial para elaborar un plan trienal 2019 – 2021 que permita disminuir la malnutrición por exceso en menores de seis años.

La comisión, presidida por el intendente, Jorge Ulloa, está conformada por representantes de Salud, Desarrollo Social, Trabajo y Previsión Social, Educación y Deporte. Además, de los cuatro servicios de Salud de la Región a los que se le unen Junji, Junaeb, Fonasa y la Superintendencia de Salud, entidades que deberán enfocarse no sólo en la malnutrición por exceso, sino también en problemas que se pudieran generar en los niños como: disminución de la autoestima, apnea del sueño, acentuación de desviaciones de columna y aumento de lesiones articulares.

“Mi hija tiene hígado graso, diabetes y asma”, detalló Cerda, afecciones que coinciden con los problemas advertidos por el Ministerio de salud como son: cardiacos, respiratorios y hepáticos, a los que debe sumarse una serie de enfermedades crónicas no transmisibles.

El seremi de Salud explicó que a través de la instancia, que sesionará al menos una vez por trimestre, esperan elaborar un plan trienal que incluya objetivos específicos, cronograma de actividades y que fortalezca líneas estratégicas de salud. “Estilos de vida saludables, que impacten positivamente en la población, específicamente, en grupos como el de los menores de seis años, cuyo perfil biomédico y exposición a diversos estímulos los hace más vulnerables al sobrepeso y obesidad”.

De hecho, dentro de los desafíos se reforzará medidas estructurales de la Ley 20.066 (Composición Nutricional de Alimentos) y el programa Elige Vivir Sano, además de potenciar los procesos de bienestar de los preescolares, a través del trabajo con la familia y la comunidad.

Otro punto a trabajar es fortalecer la lactancia materna como factor protector contra la mal nutrición por exceso, pues se ha comprobado que disminuye la prevalencia de obesidad en los niños.

Etiquetas