Ciudad

Buscan financiamiento para levantar escuela para infractores de ley en Concepción

Tras la entrega en comodato de una vivienda para instalarse, ahora se necesitan recursos para remodelarla y a través de la educación, dar una oportunidad a los adolescentes.

Por: Carolina Abello | 01 de Junio 2018
Fotografía: Archivo.

En noviembre de 2017, el director de la Fundación Tierra de Esperanza, Pedro Canales, reveló a Diario Concepción una dramática realidad: los jóvenes infractores de ley no son recibidos en los establecimientos educacionales cuando cumplen sus condenas, por lo que no les queda más remedio que volver a encerrarse a estudiar.

Canales conoce esta realidad, pues es la Fundación la que está a cargo de la Escuela El Renoval, la que está ubicada dentro del Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC), de Coronel, la que cuenta con una directora, ocho profesores, dos psicopedagogas y una educadora diferencial. Las clases se desarrollan en containers habilitados como salas, las que se ubican en el sector de imputados como de condenados.

Al darse cuenta de esta situación, en la Fundación comenzaron a soñar con conseguir un aula que reúna a todos aquellos adolescentes que no sean recibidos en un colegio o no puedan reinsertarse en el sistema tradicional, por lo que están en potencial riesgo de desertar del sistema escolar.

Esto, porque según cifras de la Fundación Tierra de Esperanza, de 2016, octavo básico es el último curso aprobado por los adolescentes privados de libertad en Chile, de los cuales un 97,8% son hombres y 2,2% son mujeres.

Para ellos, la principal causa de deserción son los problemas familiares (33%); el consumo de drogas y alcohol (25,7%) y el desinterés en la oferta escolar disponible.

Tras la publicación de Diario Concepción, se les acercó un empresario de la zona, quien les entregó una casa en comodato por 10 años, ubicada en el centro de Concepción, para que iniciaran su obra. Su única solicitud fue que su donación permaneciera anónima.

Sin embargo, ahora necesitan recursos del Estado o de privados para remodelarla y dejarla en condiciones para operar como escuela.

“Este año iniciamos la Corporación de Educación Tierra de Esperanza, que es la sostenedora de las escuelas de Coronel y Limache. La idea es que desarrolle un programa de continuación de estudios para los adolescentes que los dejaron inconclusos o están siendo rechazados por el sistema”.

Canales explicó que necesitan 25 millones de pesos para dejarla acondicionada de manera apropiada, “entonces requerimos ese apoyo, lo estamos buscando en privados, también con Sename y el ministerio de Educación, porque nosotros no tenemos ese dinero. En alguna parte está, sólo tenemos que encontrarlo y en eso estamos”.

Cómo funcionarán

Pedro Canales precisó que el principal foco de la escuela estará en los adolescentes que egresen el del CIP-CRC y que necesiten continuar sus estudios.

“La metodología no será en un aula, sino más bien en preparación a exámenes libres, eso nos permitirá tener profesores que van avanzando con cada uno de los chiquillos, por lo que no estaremos acotados a un número de alumnos, expresó el director, quien aseguró que el proyecto les permitirá incluir como voluntarios a profesores jubilados, que podrían ser un excelente aporte en generar vínculos con los adolescentes.

“Cuando un chiquillo descubre la importancia de estudiar, sólo necesita algunos elementos de motivación. Aquí habrá un espacio para ellos, y mentores que los acompañen, lo que facilitará su aprendizaje”, dijo Canales, quien aseguró que esperan que la escuela pueda estar habilitada en un par de meses más.

Etiquetas