Ciudad

Seremi de Salud de la Región del Bío Bío llama a bañistas a alejarse ante presencia de Fragata Portuguesa

Por: Ximena Valenzuela | 08 de Febrero 2018
Fotografía: Seremi de Salud Bío Bío

Especie llegaría a las costas por aumento en la temperatura del mar. Hasta el momento no existen casos de afectados por sus neurotoxinas.

Si bien, en los últimos días bañistas han advertido la presencia de medusas en las costas de Penco, Tomé y Coliumo, estas no se tratarían de la temida Fragata Portuguesa, especie que al contacto con la piel que genera ardor, intenso dolor y, en el algunos casos, incluso, se han registrado casos de muerte en otros países, producto de una intoxicación masiva.

El llamado a la calma de los bañistas fue realizado desde la Seremi de Salud, organismo que aseguró que hasta el momento no existen avistamientos de Fragata Portuguesa, sino que se trataría de medusas tradicionales.

Rodrigo Flores, encargado de Zoonosis de la Seremi de Salud, afirmó que la Fragata Portuguesa no es una  medusa, sino un hidrozoo sifonóforo del tipo carnívoro que se alimenta de peces y plancton.

“Quizás la principal diferencia morfológica con la medusa es que tiene una estructura, que le da el nombre, en forma de vela gelatinosa, que puede presentar  distintas tonalidades: transparente, azul a un color un poco más lila. Tienen un grupo de tentáculos, denominados cnidocitos que tienen dimensiones distintas, que pueden ir desde centímetros a metros dependiendo del tamaño de la especie, que tienen coloración azul y que, para hacer una analogía, podrían tener el ancho de un fideo”.

El especialista explicó que en el caso de la medusa común, que en general aparece cuando sube la temperatura del agua, probablemente, fue la avistada por bañistas, se diferencia de la Fragata Portuguesa en su forma. Por lo tanto, recomendó alejarse de cualquier especie extraña que sea vista, aunque sea de tamaño pequeño, pues de todas formas puede provocar molestias al contacto con la piel.

“La Fragata Portuguesa puede ser pequeña, incluso, en años anteriores se han observado tamaños pequeños, proporcional al de una moneda, hasta especímenes que pueden llegar a los 50 centímetros. Es un organismo colonial, por tanto, la mayoría de las veces se desplazan en grupos”, dijo.

La Fragata Portuguesa tiene toxinas que pueden generar efectos neurotóxicos, citotóxicos y carditóxicos, presentes en los cnidocitos de los tentáculos, que una vez que están en contacto con la piel de un animal o del humano son liberadas  “generando dolor intenso o, incluso, dependiendo de la cantidad afectada pueden generar parálisis, neurosensibilidad o incluso -como se ha reportado a nivel internacional- a la muerte por paro cardiorespiratorio”, aseveró Flores.

La llegada de la Fragata Portuguesa a las costas locales, relaciona con el aumento de temperatura del mar, generó en 2016 el cierre de nueve playas y el año pasado de 13 para evitar problemas en la población.

Si bien, en lo que va corrido del año no se ha evidenciado la presencia de dicha especie, la Seremi de Salud está coordinada con los municipios del borde costero y las instituciones que trabajan en dicha zona para poner en funcionamiento un protocolo ante eventuales hallazgos.

Iván Cárcamo, encargado regional de Emergencias de la Seremi de Salud, afirmó que el protocolo indica que ante la presencia de más de tres ejemplares de Fragata Portuguesa se debe prohibir temporalmente el baño y las actividades recreativas, recolección de éstos y eliminación de ejemplares, tarea tras la que se levanta la medida.

“La prohibición implica que la población no debe ingresar al agua, pero no impide la permanencia en la arena con medidas de protección (como el uso de ropa y calzado); y afecta actividades recreativas, así como productivas asociadas a recreación y deportes náuticos, en función  de la protección de la seguridad y salud de los trabajadores, y usuarios”, agregó Cárcamo.

Aseveró que las capitanías de puerto se encargan de reforzar la vigilancia en las playas donde se detectan ejemplares y, que tras un periodo de 24 horas sin avistamiento, se procede a levantar la prohibición, a través de una nueva resolución de la autoridad sanitaria.

Adicionalmente, la red de salud pública y privada cuenta con el protocolo de atención clínica ante casos de exposición a Fragata Portuguesa.

Etiquetas