Ciudad

Hasta 90 días de licencia tendrán padres de niños con patologías graves

Por: Ximena Valenzuela | 04 de Enero 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M,

La normativa comenzará a regir en febrero con menores afectados por cáncer. Se pagará con 0,3% de cotizaciones.

Luego que el 28 de diciembre la Presidenta Michelle Bachelet promulgara la “Ley Sanna”, asegurando que “ningún chileno quedará desamparado frente a una situación tan dramática como la enfermedad grave e imprevista de un hijo”, ayer autoridades locales explicaron los alcances de la normativa en el Hospital Guillermo Grant Benavente.

La nueva ley, que comenzará a regir plenamente en febrero, busca que los padres de menores entre cero y 18 años, que están afectados por enfermedades catastróficas como el cáncer, trasplantes, desahucio o en riesgo vital tras un accidente, puedan contar con licencia médica para cuidarlos.

Rodrigo Alarcón, seremi del Trabajo, aseguró que se trabajará con un fondo obtenido del 0,3% de cotización del trabajador, a costa del empleador, y detalló que, en sí, el procedimiento es simple, “parte con un “certificado médico e informe del área que tenga tratamiento el menor, luego esta licencia el trabajador debe presentársela a su organismo administrador, en este caso las mutualidades”.

Luego será el empleador quien, a través de la mutualidad, hará llegar el certificado médico y todos los antecedentes requeridos a la Compin, ente que deberá responder en un máximo de siete días.

El seremi de Salud, Mauricio Careaga, dijo que la Región tiene cerca de 62 nuevos casos por año de menores con cáncer “al ser tan acotados creemos que no habrá problemas en que estén listos”, dijo y aseguró que el personal de Compín cuenta con la información necesaria para llevar adelante el proceso.

Agregó que al inicio de la ley sólo se trabajará con casos de menores con cáncer, pero que a medida que va entrando en proceso se agregarán otros de trasplantes, enfermedades terminales o accidentabilidades graves con secuelas.

Un paso importante

Valeska Sandoval es  una de las madres que accederá a los beneficios de la nueva ley, pues  su hijo Agustín Crisóstomo, de cuatro años, sufre de insuficiencia renal, que está en fase terminal, situación que le demanda tiempo completo. “Que ahora se promueva esta ley y se nos ayude a los papás ya sea con 15, 40, 60, 90 días, ya es una gran ayuda para iniciar”, sostuvo.

El jefe de Pediatría del Hospital Regional, Jaime Tapia, dijo que esta ley es un logro porque cuando el menor tiene una enfermedad grave  queda con secuelas psicológicas de por vida, “donde el acompañamiento de sus seres queridos es fundamental, nosotros hacemos bien la parte tecnológica y terapéutica, pero el apoyo emocional y la contención es vital, ahora esta ley lo asegura”.

Carlos Capurro, director del Hospital Regional agrega que el área pediátrica está muy comprometida, que informarán a los médicos sobre las licencias que deben emitir y que trabajarán para incorporar la licencia electrónica para facilitar aún más el proceso.

Etiquetas