Carta al director

Ofertas exclusivas con tarjeta

Por: Diario Concepción | 02 de Agosto 2018

Señor Director:

El reciente proyecto de ley que busca que las grandes tiendas y empresas de retail dejen de hacer ofertas exclusivas asociadas a sus tarjetas de crédito, y que éstas sean con todo medio de pago, genera dudas sobre la efectividad de la medida. No hay que desconocer que una oferta asociada a la compra en un determinado número de cuotas y que sólo se puede hacer válida con la tarjeta de la casa comercial, se utiliza para tener al cliente cautivo por determinado número de meses (el equivalente a las cuotas) y además, lo que el cliente ahorra en el precio lo termina pagando en intereses. Desde ese punto de vista, sí se puede indicar que la publicidad es “engañosa”. Sin embargo, hay que considerar un beneficio que recibe el consumidor, que bajo condiciones normales no lo tendría, y es el hecho de que puede diferir el pago a cuotas de un producto que difícilmente puede adquirir al contado. En el fondo, asume que la “oferta” es consumida por el pago de intereses, pero logra acceder a la compra del producto pagando un precio “normal”, pero en cuotas. Por tanto, es el cliente quien debe evaluar la conveniencia de dicha decisión de consumo.

Si bien el espíritu del proyecto representa una buena intención, la materialización de esta medida puede afectar el consumo, puesto que podría significar que el retail deje de ofrecer estas ofertas, perjudicando al cliente interesado en aprovecharlas.

Por otro lado, se buscar eliminar la competencia desleal que se tienen con el resto de comerciantes, que no tienen opción de ofrecer las mismas ofertas ya que carecen de la opción de emitir plásticos y otorgar plazos como las grandes tiendas. Este problema ya se transforma en una ineficiencia en este grupo de empresas difícil de solucionar, salvo adherirse a las campañas que ofrece el sistema financiero tradicional de la banca. Contar por ejemplo con ventas a crédito en tres o seis cuotas a precio contado, podría significar que el consumidor no se vea obligado a comprar en el retail y considere al comercio tradicional como alternativa de compra.

Karin Bravo Fray
Directora de Programas Advance
Universidad San Sebastián

Etiquetas