Carta al director

Corina Vargas Varas

Por: Diario Concepción | 29 de Julio 2018
Fotografía: Diario Concepción

Como respuesta a una razonable crítica hecha por una periodista del Diario Concepción, referente a porqué Concepción tenía tan pocas calles con nombres de mujeres, y que cómo en la nómina de los fundadores de la UdeC no participó ninguna mujer, ante tal ausencia consulté el libro de don Carlos Muñoz Labraña, dedicado a la insigne educadora Corina Vargas, pionera en la educación chilena, libro del cual se extractó el siguiente artículo.

Doña Corina Vargas nació en Coyanco, un 24 de agosto de 1900, fueron sus padres don Desiderio Vargas Canales y doña Ignacia Vargas Pérez. Casada con el recordado profesor de Historia del Liceo de Hombres de Concepción, don Mario Medina, con el cual tuvo un hijo, el conocido médico penquista don Marcelo Medina Vargas (vice-presidente de la Corporación Educacional Masónica de Concepción).

Doña Corina Vargas de Medina, como le gustaba que la llamaran, hizo su infancia en Yungay para luego trasladarse a Tomé a estudiar en el Liceo de Niñas de esta ciudad.  Luego de concluir su enseñanza secundaria, ingresó a la recién creada Universidad de Concepción, en 1920, a estudiar Pedagogía en Inglés, en 1924, por ser una destacada estudiante, fue enviada a Estados Unidos a perfeccionarse en Psicología experimental en la Universidad de Columbia, Estado de Nueva York donde permaneció por tres años.

A su regreso Corina obtuvo su título de profesor de Estado y comenzó a aplicar los conocimientos adquiridos en Nueva York.  Se hizo cargo de la Escuela Experimental anexa de Aplicación en la Universidad de Concepción. También dictó clases de pedagogía y psicología en diferentes programas y en el Liceo Fiscal de Niñas de Concepción.

En 1944, sus pares la eligieron como decana de la Facultad de Filosofía y Letras, cargo que ocupó durante más de una década.  Corina creía en la docencia como una profesión con la capacidad de transformar el mundo.  Así lo dijo en 1963 en un discurso en la Universidad de Concepción. En este texto reproducido por Carlos Muñoz Labraña, en el libro “Corina Vargas, pionera de la educación Chilena” hay otra cita de la académica “los educadores, en especial el maestro primario, debemos buscar las contadas soluciones que podemos tener a mano, pero no con la actitud de los escépticos ensimismados que consideran el actual momento del país como un caos sin remedio, sino como aquella otra vigilante y esperanzada del que mira el presente, no obstante sus dolores y su gravedad, como el fenómeno necesario de algo mejor que vendrá”.

Si bien es cierto doña Corina Vargas, no pertenece a los fundadores de la Universidad del año 1919, si podemos decir que con el empuje y la vitalidad de esta mujer y muchas otras, que trabajaron junto a sus maridos fundadores, es que hoy tenemos una institución de la calidad de la Universidad de Concepción, pronta a cumplir 100 años.

Doña Corina Vargas falleció en Concepción un 16 de agosto de 1989.

Una calle del sector de Pedro de Valdivia recuerda con su nombre a la primera mujer Decano de una universidad chilena.

Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor de Historia y Geografía
Investigador del Archivo Histórico de Concepción

Etiquetas