Carta al director

Hijo y comidas

Por: Diario Concepción | 09 de Abril 2018

Señor director:

“Mi hijo no come y no sé qué hacer”, “mi hijo sólo recibe ciertos alimentos”, “mi hijo llora constantemente al intentar que coma”, “mi hijo escupe o vomita los alimentos que le preparo para comer”, son algunas de las típicas frases emitidas por padres “desesperados” en la primera consulta para resolver un problema de alimentación.

Las consultas por rechazo alimentario han aumentado y el fonoaudiólogo se ha convertido en el primer profesional no médico a quien derivan para el tratamiento, junto a un equipo multiprofesional compuesto por nutriólogos, nutricionistas, psicólogos, terapeutas ocupacionales, entre otros.

El tratamiento fonoaudiológico en este sentido va orientado a que el niño vuelva a percibir la alimentación como una situación agradable, aceptando distintas variedades de alimentos que le permitan cumplir con sus demandas nutricionales. Además, y junto al equipo de trabajo, devolver la confianza y la tranquilidad a sus familias.

En cuento a algunas recomendaciones, se puede mencionar: Acercar a los niños desde pequeños a explorar alimentos de manejo seguro para ellos, dejándolos a su alcance para que los toquen o huelan con supervisión, pero de manera libre; y que los niños participen de las comidas en los horarios en que los adultos lo hacen, de manera que la conducta alimentaria de los padres y otros comensales sea modelo para ellos.

Paulina Lin Muñoz
Académica Escuela Fonoaudiología
Universidad Andrés Bello

Etiquetas