Carta al director

Respeto, límites y educación

Por: Diario Concepción | 14 de Marzo 2018

Señor Director:

La clase política debe ser ejemplo de buenas acciones y buenas costumbres, por algo han sido elegidos. Entonces, cual es el fin de algunos, de hacerse destacar con groserías, desatinos, faltas de criterio y respeto, o ¿cómo es que ellos mismos, los artífices entienden la democracia?, acaso no hay límites o ¿podemos comportarnos como en un corral de animales en que cada cual se permite mugir o rugir o gritar o como se llame, a su regalado gusto a lo que su naturaleza les permite?

Lamentable las expresiones e impulsos descontrolados de la honorable Sra. Hiles, en el Congreso, en el acto de asunción presidencial, lamentable ejemplo para nuestro pueblo y extranjeros; sumémosle en días pasados los dichos de un Alcalde y otros en torno a lo señalado por nuestro canciller de relaciones exteriores en ese momento, Sr. H. Muñoz. A menudo me pregunto ¿porqué es que estos excesos, siempre o casi siempre vienen del mismo sector, que les falta o les faltó a esta gente para poder ostentar y representar responsablemente el cargo investido, que deben respetar?

 

José M. Caerols S.

Etiquetas