Carta al director

Pablo Neruda

Por: Diario Concepción | 07 de Enero 2018

Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, Pablo Neruda para el mundo, nació en Parral el 12 de julio de 1904. Fueron sus padres José del Carmen Reyes Morales y Rosa Basoalto, muerta dos meses después del nacimiento de su hijo, siendo su segunda madre adoptiva Trinidad Candia Marverde (mamadre).

Realizó sus primeros estudios básicos en Parral, para luego ingresar al Liceo de Hombres de Temuco, donde terminó las humanidades, ingresando al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile a la carrera de Pedagogía en Francés.

Nombrado cónsul en Birmania en 1927, se casó en la isla de Java con María Antonieta Hagenaar Vogelzanz, en primeras nupcias, unión de la cual nació su hija Malva Marina Reyes Hagenaar, muerta a los ocho años en 1943 producto de una enfermedad de nacimiento llamada hidrocefalia.

Terminada su relación con su primera esposa, y estando en México en el estado de Morelos, contrae matrimonio con la pintora argentina -25 años mayor que él- Delia del Carril, artista conocida como “La Hormiguita”._Dicha relación duró hasta el año 1955, cuando Neruda se une a su última esposa, la cantante lírica Matilde Urrutia que lo acompañara hasta su muerte en 1973.

La vasta obra literaria de Pablo Neruda lo hizo merecedor de múltiples premios, entre los cuales podemos destacar el premio Nacional de Literatura de 1945, el premio Lenin de la Paz y en 1971 el premio Nobel de Literatura, en otros homenajes y doctorados Honoris Causa de diversas universidades.

En política, fue miembro activo del Partido Comunista, lo que le trajo como consecuencias múltiples e injustas persecuciones políticas. Fue cónsul y embajador de nuestro país en distintos lugares, y senador de la república entre 1945 y 1948, año de la ley maldita que lo llevó al exilio. De regreso en 1953 a Chile sigue participando en la lucha partidaria, y 1970 es designado precandidato a la presidencia de la república de Chile, cargo al cual renuncia para que darle su lugar a su amigo Salvador Allende, quien obtiene la presidencia en 1970.

La obra monumental de Neruda ha sido traducida a más de treinta y cinco idiomas lo que ha permitido ser conocida y leída en casi todos los países del mundo.

En Chile, su recuerdo se manifiesta en la lectura de sus obras y en la declamación de sus poemas, como a su vez la visita a sus casas como “La Chascona” en Santiago o “Isla Negra” frente al mar, donde se exhiben sus libros y múltiples colecciones que acompañaron en vida al poeta.

Neruda murió en Santiago de Chile, el 23 de septiembre de 1973. Hoy una calle del Barrio Norte rinde honor a nuestro premio Nobel, Pablo Neruda.

 

Alejandro Mihovilovich Gratz

Profesor de Historia y Geografía

Investigador del Archivo Histórico de Concepción 

Etiquetas