Carta al director

Integración social

Por: Diario Concepción | 08 de Diciembre 2017

Señor Director:

Me interesa la integración social y, como terapeuta ocupacional, quiero forjar en mi quehacer profesional la igualdad de oportunidades para las personas que han sido excluidas socialmente por diferentes antecedentes como médicos, psiquiátricos, delictuales, consumo de drogas, violencia intrafamiliar, abuso y violación, condición sexual, situación de calle, entre otros. Hoy tenemos un gran número de limitantes frente a las posibilidades de integración social, las que, además de involucrar a los mismos Servicios de Salud y a los equipos profesionales, son impuestas por nosotros mismos, las personas que vivimos en nuestro país.

En vez de ser facilitadores de la integración social, nos dedicamos a la crítica y a la competencia entre nosotros, a compararnos, a ser observadores del abuso de poder sin hacer nada, a ser observadores de injusticias a nuestro alrededor y normalizarlo. He sido testigo de prejuicios, estigmatización, juicios de valor y discriminación de personas que han intentado salir adelante, a pesar de ser excluidas socialmente por las razones que sean. Sé que aunque los profesionales de la salud nos dediquemos a intervenir a las personas con disfunción ocupacional debido a estas determinantes sociales, es el ambiente el que facilita o restringe la participación de ellas en cualquier tipo de actividad y/u ocupación (familiar, laboral, social y educacional).

La familia es el entorno más requerido en todo proceso como red de apoyo, luego se destacan los amigos, las redes dentro de la comunidad, así como también en ámbitos laborales y educacionales. Si estas redes no facilitan la participación ocupacional, las intervenciones que desarrollemos junto a los usuarios, sólo servirán para la mejora de aspectos individuales, pero no para la integración social. Somos seres sociales y necesitamos la valoración y validación de un grupo social, así como también el sentir que somos parte de ellos.

Apoyemos más al de al lado, seamos entes facilitadores y no critiquemos. Todos somos diferentes y eso es lo interesante.

Verónica Aguilar Gaete
Académica de Terapia Ocupacional USS

Etiquetas