Deportes

Conmoción a nivel nacional: La temprana partida de un gran hombre de acero

Por: Carlos Campos | 30 de Septiembre 2017
Fotografía: Cedida

Compañeros de trabajo, amigos y cercanos a Felipe Cereceda recuerdan al periodista más allá de lo laboral, tras su trágico fallecimiento.

“Podría haber sido mi hijo.  Dicen que todos los muertos son buenos, pero en lo personal y profesional Felipe dejó una gran huella”. Arturo Aguayo, ex presidente del Club Deportivo Huachipato, así resumió la figura de un periodista que protagonizó uno de los más tristes y trágicos comienzos de jornada del último tiempo.

Con sólo 48 años, Felipe Cereceda perdió la vida tras protagonizar un accidente de tránsito la madrugada de ayer en el puente Juan Pablo II. La noticia no dejó indiferente a nadie y el impacto que se produjo fue tan grande como el cariño que ha caído sobre la imagen del periodista que estuvo ligado, desde 1997, a las comunicaciones del Club Deportivo Huachipato.

Su temprana partida causó revuelo a nivel local y nacional siendo uno de los temas más comentados en las redes sociales durante ayer. Pero, ¿tanto puede trascender la imagen de Cereceda? El ex presidente acerero  compartió muchos años con él en Huachipato e indicó que “Felipe tenía alma y esto me tiene muy acongojado. Era un cabro buena leche, sano, leal y con un sentido de pertenencia a toda prueba. Fue un campeón. Viví muchas cosas con él, de lo bueno y de lo malo. Sufrimos juntos cuando estuvimos a punto de descender, pero también celebramos el título de 2012. Era mi brazo derecho. Me encontré con él hace una semana en la plaza de la Independencia. Conversamos de nuestros proyectos y de la familia. Me alegré tanto de verlo feliz, que nos dimos un abrazo apretado y un gran beso en la mejilla al despedirnos. Le dije ‘cuídate, buena suerte’, y mira en lo que terminamos”.

Su gran alegría

Dos protagonistas de uno de los momentos más felices de Cereceda, fueron Gabriel Sandoval y Marcelo Rosemblat, volante y preparador físico del Huachipato campeón de 2012, respectivamente. Desde Antofagasta y muy apenado, el mediocampista que compartió desde 2002 hasta 2014 con el periodista, afirmó que “fue un gran tipo, muy sociable, cooperador y respetuoso. Era joven y por lo mismo afecta mucho su partida. Tuvo siempre una gran relación con los jugadores, estando en contacto siempre y cumpliendo un rol muy importante en el club”.

Rosemblat, en tanto, dijo que “la noticia fue shockeante. Tuvimos una relación amistosa más que laboral. Es un golpe durísimo y muy triste. Se fue un fuera de serie. Felipe era un muchacho querible y muy buena gente. Compartimos grandes momentos fuera del club en cenas, casa de Konrad Schell y cercanos. No hay palabras para esto, se fue un padre de hijos chicos y cuesta asimilar estos golpes que da la vida”.

Carla Cantín es periodista y compartió muchos años con Cereceda en las comunicaciones siderúrgicas, asegurando que “lo vi hace muy poco en una actividad recreativa y me dio gusto verlo tan bien y feliz junto a sus hijos. Felipe fue una persona muy querible y tan proactivo que era hasta hiperquinético, pero nunca decía que no a algo. Es una gran pérdida para todos quienes lo conocimos que genera mucho dolor y consternación. Es devastadora una pérdida así, en una persona buena y con proyección”.

Hoy, minutos antes del arranque de Huachipato frente a Santiago Wanderers, habrá un minuto de silencio en homenaje a Felipe Cereceda, comunicador que, sin duda, dejó un vacío e impacto que nos recuerda que la vida es muy frágil.

Etiquetas