Deportes

Vóleibol femenino: la máquina auricielo volvió al rectángulo con ganas de arrasar

Por: Samuel Esparza | 28 de Agosto 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Avasallador fue el retorno del equipo de la Universidad de Concepción en el torneo de vóleibol femenino de las Ligas Deportivas de Educación Superior (Ldes), que esta semana partió su segunda rueda en los gimnasios de la provincia.

El cuadro dirigido por Guillermo “Memo” Jiménez, retornaba al parquet de la Casa del Deporte con la misión de confirmar todos su pergaminos , sobre todo al erigirse como el protagonista de excepción en el primer semestre, donde mandó con autoridad en la tabla de posiciones.

En frente tenía a su similar de la Unab, uno de los elencos más noveles del certamen, pero que llegaba envalentonado luego de oponer dura batalla en el partido de ida disputado hace unos meses en su polideportivo.

Un partido que prometía, por la calidad de unas y las ganas de las otras, pero que terminó siendo un verdadero monólogo para el equipo del Campanil, que dejó en claro que si alguien quiere derrotarlo, tendrá que apelar a algo más que la garra. Triunfo de 2 sets a cero para la UdeC, con sendos parciales de 25-9 y 25-8 que no dejaron lugar a equívocos de cara a lo que viene: favorito hay uno solo.

Remaches que dominan

El 8-2 con el que comenzó el partido en favor de las auricielos, fue un aviso de lo que acontecería en el gimnasio B de la Casa del Deporte, donde se marcaron todas las diferencias entre un sexteto que incluso juega la Liga A 2 como es la UdeC, y otro que hace sus primeras armas en la disciplina, como la Unab.

Ya fuera a partir de los poderosos saques, con un bloqueo preciso, o a través de certeros ataques en la red, el Campanil marcó los tiempos desde todos los puntos de la cancha frente a unas rivales que por momentos se vieron avasalladas.

El segundo parcial no fue diferente, comenzando 8-0 para la Universidad de Concepción, que en vista de su marcada superioridad aprovechó de hacer rotar la banca, haciéndola sumar minutos de juego. Al final una victoria tranquila, que sirvió para mover al equipo y seguir trabajándolo con miras a los importantes desafíos que les esperan, el más importante, el nacional universitario de noviembre.

En varios frentes

Satisfecho con el triunfo se mostró el joven técnico del Campanil, Guillermo Jiménez, quien destacó sobe todo la disciplina de sus dirigidas, pese a su supremacía en la cancha. “Estos partidos sirven para trabajar la cabeza de las jugadoras, porque nunca sabes mucho lo que te propondrán estos rivales; aquí es donde se requiere un nivel de concentración mucho mayor. Rescato que el equipo siguió las instrucciones: tratar de evitar el error en el saque y jugar en la contra, nuestra central, tuvo un 100% de eficacia en el ataque y eso es bueno”, sostuvo.

“Uno siempre prepara los partidos pensando que algo puede pasar. En el primer semestre Unab nos hizo un buen primer set, pero ahora estamos jugando otras competencias, tenemos más roce y el equipos se está adaptando al juego que un quiere, así es que se nos hizo un poco más fácil. Falta un poco, uno siempre como DT quiere afinar todos los detalles hasta el final y creo que así será”, completó “Memo”.

A juicio del ex seleccionado chileno, estos son los aprontes ideales de cara a los desafíos que se avecinan. “Toda la planificación y competencias como ésta, están enfocadas al Nacional Universitario. Estamos preparándonos de la mejor manera, jugando la Liga A 2 en Santiago donde la otra semana jugaremos la semifinal”, cerró.

Etiquetas