Deportes

Vicente Nail: la promesa del ajedrez es del Kingston College

Por: Ignacio Abad Parraguez | 31 de Julio 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Con sólo 10 años de edad, Vicente Nail Vivanco es considerado como uno de los tableros locales con mayor proyección a nivel nacional.

Conoció el ajedrez en 2015 y en muy poco tiempo se convirtió en la revelación de la disciplina a nivel regional. En febrero de este año, desafió sus capacidades y consiguió un meritorio cuarto lugar en el Torneo Nacional de Ajedrez Sub-10 que organizó Ajefech (Ajedrez Federado de Chile), en Santiago.

Estos son algunos pasajes de la corta, pero exitosa historia deportiva de Vicente Nail Vivanco, estudiante de quinto básico del Kingston College y una de las promesas del deporte ciencia en la Región del Bío Bío.

Primeros pasos

“Mi primera competencia fue un Torneo Diente de Leche (competencia escolar que congrega a varios colegios de la zona), en 2015. En esa oportunidad obtuve un reconocimiento especial, y ahí me di cuenta que quería dedicarme a esto y competir”, rememora Nail.

En ese año, Vicente también participó en el torneo Adicpa, donde se llevó el segundo lugar al ganar 14 de 15 partidas jugadas. En 2016, se consagró como flamante ganador del certamen de establecimientos particulares al imponerse en 40 de 41 juegos. Un registro excepcional.

Ese mismo año, Vicente también tuvo la oportunidad de participar en su primer torneo nacional, en el que acabó en el undécimo lugar.

Respira ajedrez

Patricio Muñoz, el entrenador que inició a Vicente en el ajedrez, quedó sorprendido con el buen rendimiento de su dirigido en sus primeras competencias. Por esa razón, invitó al pequeño deportista a perfeccionar sus jugadas en el Club de Ajedrez de Concepción.

“Los martes estudio ajedrez en el colegio de 15 a 17 horas y después voy al club de 19 a 21 horas. Los jueves tengo básquetbol en la tarde y en la noche, practico ajedrez en el club. Me gusta estar ahí porque se respira ajedrez y puedo jugar con gente más grande”, sostiene.

A sus 10 años, Vicente tiene una agenda llena de actividades. Sin embargo, es bastante ordenado con los tiempos y no descuida sus estudios. “Me va bien en el colegio. A veces me saco buenas notas y a veces un poco malas, pero tengo promedio 6,3. La asignatura que más me gusta es ciencias naturales”, revela.

Un pívot en potencia

Vicente no sólo destaca en ajedrez, sino que también es uno de los valores más importantes del equipo cestero de Kingston College.

“Disfruto mucho practicando básquetbol. Sobre todo ahora que estoy jugando de defensa o pívot. El basquet me gusta tanto como el ajedrez. Quiero jugar los dos deportes cuando sea grande y estudie en la universidad”, manifiesta.

Es más, los ídolos deportivos de Vicente no son ajedrecistas, sino que están ligados baloncesto nacional e internacional.

“Sé quién es el campeón del mundo en ajedrez y todo eso. Pero prefiero ver básquetbol. Me gusta Kyrie Irving de Cleveland Cavaliers (equipo de la NBA) y Diego Silva, jugador de la Universidad de Concepción”.

Vicente es un niño que disfruta de varios deportes. No sólo juega ajedrez, también juega en la selección de básquetbol de su colegio y sabe mucho de fútbol. También le gusta mucho ir a la Casa del Deporte a ver partidos de la UdeC y disfruta del fútbol en vivo, en el estadio”, complementa Cristián Nail, el padre de Vicente.

El apoyo de su familia

La madre, el padre y los dos hermanos de Vicente Nail Vivanco son los más grandes admiradores y seguidores de su carrera. Todos se organizan y lo acompañan a sus competencias, aunque tengan que viajar largas distancias.

“Cuando tenía ocho años, Vicente me sorprendió con sus ganas de participar en torneos. Yo le manifestaba que era un poco complicado lo que solicitaba por los horarios. Sin embargo, él me demostró que tenía muchas ganas de competir y seguir mejorando como deportista. Esas ganas nos convencieron como familia a dividirnos en los tiempos y a realizar más de algún sacrificio para acompañarlo en todo lo que podamos. Si estamos muy complicados, contamos con apoderados muy organizados, tanto en básquetbol como en ajedrez, que nos ayudan con el traslado a las competencias de los fines de semana”, recalca su papá.

Metas para este año

Vicente participa en una categoría superior en el Torneo Diente de Leche (Sub-12) ya que no tiene rivales de su edad. Además, se espera que brille nuevamente en las fechas de Adicpa. “Mis principales objetivos para este año es salir campeón en el Torneo de Leche, prepararme mejor para el próximo torneo nacional en Sub-10 y ser campeón del básquetbol en Adicpa”, recalca la promesa deportiva.

Etiquetas