Deportes

Álvaro Pimentel: El angelino que fue parte de la hazaña del básquetbol chileno

Por: Samuel Esparza | 26 de Julio 2017
Fotografía: Gentileza Javier Cuellar

Fue el quinto jugador con más minutos en el equipo que se coronó campeón sudamericano Sub 17 derrotando a Argentina, mismo país donde está radicado desde este año jugando la liga local.

Creció respirando básquetbol. Hace tres décadas su padre, César Pimentel, fue figura de la selección ecuatoriana (su país de origen), pasión que trasladó al resto de la familia. Tanto así, que incluso construyó una cancha con medidas reglamentarias y aros retráctiles en su propia casa. Así, no era difícil que alguno de sus hijos siguiera sus pasos.

Quien tomó la posta fue Álvaro (16), que para orgullo de toda la ciudad de Los Ángeles, integró la selección chilena que acaba de hacer historia titulándose campeona sudamericana Sub 17, derrotando nada menos que a su similar de Argentina en la gran final.

El angelino fue uno de los puntos altos en un plantel lleno de figuras,  consolidándose como el quinto jugador con más minutos en cancha y resultando un aporte fundamental en la consecución del título. Como para ilusionarse en grande.

Fruto del Colegio Alemán

Puede decirse que Álvaro Pimentel Preciado se hizo enteramente como jugador en el Colegio Alemán de Los Ángeles. Ahí lo conoció el profesor, Jorge Bauman, cuando recién cursaba tercero básico, pero ya daba muestras de una capacidad sobresaliente en el deporte.

“Él destacó desde pequeño por su gran dominio de balón, se notaba su proyección. Tenía una inteligencia especial, le gustaba mucho observar básquetbol además de jugar. A esa edad, obviamente estaba en desventaja con sus compañeros de sexto  o séptimo, con quienes jugaba, pero eso lo suplía siendo constante en los entrenamientos. Así fui conociendo a un chico que, si podía entrenar de lunes a viernes, lo hacía sin problemas. Su compromiso era total, y a eso sumaba características físicas, habilidades técnicas importantes, y fundamentos innatos”, recuerda Bauman.

El entrenador resalta el hecho de jugar siempre con rivales más grandes, que a la postre le significó madurar más rápido en la cancha. “Siempre se integró a categorías más altas, su primer nacional infantil lo jugó estando en cuarto básico, con niños de séptimo y octavo”.

Aquello allanó también su camino para alcanzar un nivel superior y comenzar a jugar torneos importantes. En 2014 logró clasificar con su colegio al nacional escolar, algo que Los Ángeles no lograba hacía 25 años, obteniendo además el tercer lugar de Chile. Posteriormente, fue llamado a jugar en Viña del Mar y llegó a la Libsur, donde defendió a Puerto Varas y Valdivia. También el año pasado disputó los Juegos de la Araucanía por Bío Bío.

Así, no sorprendió el llamado del DT, GaloLara, para incorporarse a la selección chilena Sub 17 de cara al Sudamericano en Lima. El resto,  es conocido: campeones invictos  y clasificados directamente al Pre Mundial de la categoría, con Álvaro como pieza inamovible.

 

Buena cepa para Argentina

El técnico Jorge Bauman no duda en ensalzar las condiciones deportivas y también personales del escolta angelino, mezcla que a su juicio lo llevará lejos. “Álvaro es brillante defensivamente. Le favorece su físico, porque mide 1,93 metros pero tiene una envergadura de brazos de una persona sobre los 2 metros. Muy seguro, con poca pérdida de balón, que toma excelentes decisiones de tiro, un jugador muy completo pese a su corta edad, lo que sumado a su calidad como ser humano, lo deja sin techo. Él llegará hasta donde quiera”, sentencia.

Palabras que respalda su padre, César Pimentel. “Su gran forma de desplazarse de un lugar a otro para defender una canasta, es notable.  Sabe jugar de número dos, de tres o de base, y eso es fundamental en cualquier equipo. El futuro depende él, pues sabe que sus padres lo apoyarán en lo que decida”, dice.

Futuro que se ve prometedor, ya que desde este año está radicado en Buenos Aires, llamado por el equipo de Obras Sanitarias con el que juega la liga trasandina de básquetbol. De ahí, el salto al profesionalismo está a la vuelta de la esquina, o a una encestada de distancia.

Presidenta Bachelet recibió a los campeones

Ayer, la Presidenta, Michelle Bachelet, recibió en La Moneda a los deportistas que cosecharon éxitos el fin semana.Estuvieron, entre otros, Cristián Valenzuela, plata en el Mundial de Atletismo; las hermanas Abraham, campeones mundiales Sub 23 de remo y, por supuesto, la selección chilena Sub 17 de básquetbol.

Instancia que fue valorada por Álvaro Pimentel. “Fue una experiencia enriquecedora, no se conoce a la Presidenta todos los días. Sirve para crecer y sólo queda aprovechar estas oportunidades que sólo se dan una vez en la vida”, dijo desde Santiago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas