Deportes

Matheo Zoch: bajó desde el altiplano para forjar su futuro en acero

Por: Daniel Kuschel | 17 de Julio 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Con 21 años y una importante experiencia profesional, Matheo Zoch llegó a Huachipato como una de las apuestas del acero. El volante boliviano habló de sus objetivos en el fútbol y su adaptación a una nueva ciudad, sobretodo en su condición de extranjero.

Seleccionado nacional y una de las grandes apuestas de Huachipato para este semestre. Desde Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia llegó Matheo Zoch a Talcahuano, para seguir el camino de Carlos Lampe o el venezolano Rómulo Otero, y así potenciar su carrera en el fútbol.

Debutó con poco más de 17 años en la Primera División altiplánica y eso le da una experiencia que el joven plantel acerero agradece. El volante zurdo dice estar tranquilo y contento en sus primeras semanas en la Región del Bío Bío. “He sufrido con el frío y con los cambios de clima. Eso que hay dos días de frío y lluvia, y luego viene el sol”, comenta.

¿Qué has hecho para soportar el frío?
– El mate ayuda mucho. Tengo que comprarme un termo y yerba para andar trayendo.

¿Eres asiduo al mate?
– Mmmm… aquí me está gustando un poco más. Juan Córdova es uno de los que más me ha convidado, pero en general varios lo beben

¿Qué sabías de Huachipato cuando te dijeron que podías venir a este club?
– Había escuchado del club sobretodo por (Carlos) Lampe. Como él ya atajaba aquí en Bolivia sonaba bastante, así que cuando escuché el nombre ya tenía una idea de lo que era y me puso muy contento.

¿Lo viste como una alternativa para crecer en tu carrera?
– Claramente. Se sabe ya que Huachipato es un equipo formador y que bastantes jugadores salen de aquí. Si pasa todo eso es por algo, así que siento que aquí puedo terminar de formarme para dar un salto grande.

¿Cuál es tu relación con Ángel Guillermo Hoyos (DT campeón con Universidad de Chile)? ¿Es cierto que te recomendó?
– No sé muy bien cómo es ese tema, pero si lo hizo, le estoy muy agradecido. Lo tuve en Oriente Petrolero y en la selección, es un excelente técnico y persona, y siempre es bueno que un técnico hable bien de ti.

¿Qué rescatas de tu experiencia con él?
– Antes de ser un buen técnico es una gran persona, porque se apega bastante al jugador. Quiere tanto al que juega como al que no, te enseña mucho, es un gran formador.

¿Hubo alguna complicación en tu entorno porque venías a Chile? ¿La relación política es tan complicada como se lee en redes sociales?
– No para nada, y de mi lado tampoco. A lo más me ha pasado de que cuando digo que soy boliviano me lanzan alguna broma con el tema del mar, pero yo tranquilo. No he tenido ningún problema.

¿Pero las bromas las sientes con mala intención o como se dice “en buena onda”?
– Las menos han tenido su malicia, pero en general son de buena fe y yo les respondo que no tengo problemas con el tema (ríe).

¿Te has sentido acogido en Chile?
– Sí, totalmente. El grupo que se ha conformado es espectacular y de verdad me siento como si llevara ya un par de años en el equipo. Me llevo bien con todos, me gusta mucho la ciudad, más allá de que me estoy acostumbrando al tema de la lluvia y el frío.

¿Y en la ciudad sientes que hay alguna reticencia con los inmigrantes?
– No, para nada. No he tenido ningún problema por el hecho de ser boliviano. Me siento bastante tranquilo, aunque no soy de salir mucho, con toda la gente que me encuentro me han tratado muy bien.

¿Por qué decidiste jugar al fútbol?
– Desde los diez años aproximadamente, por el sueño de todo niño de ser profesional de esto. Desde chico tuve harta resistencia y perseverancia, y quise luchar por mis sueños. Gracias a Dios se me dio la chance y hay que seguir batallando por los sueños.

¿Cuánto te ayudó en el tema personal jugar al fútbol?
-Mu-cho. Uno aprende muchas cosas al estar conviviendo con diferentes jugadores, entrenadores, dirigentes e hinchas. Vas aprendiendo de todo el mundo y vas creciendo de a poco.

¿Quién es tu referente en el fútbol?
– De niño siempre he admirado a Ronaldo y Ronaldinho, pero en sí me gusta ver mucho a los futbolistas, porque cada uno tiene una cualidad que puedes aprender.

¿Dónde quieres llegar con el fútbol?
– Decirte algún equipo sería irresponsable, pero el sueño de todo jugador es jugar en la elite de Europa. Hay que batallar para estar ahí.

¿Y con tu selección?
– Me gustaría consolidarme y ser un jugador que pueda aportar a su crecimiento. Quizás con ella poder conseguir algún campeonato en la Copa América, o tener una buena eliminatoria y así poder cumplir ese sueño de todo jugador de estar en un Mundial, que hace mucho no se consigue.

¿Qué falta en Bolivia para poder conseguir esos objetivos?
– Quizás falta en la formación, es un poco débil. Hay que hacer más énfasis en eso en las divisiones menores para que a futuro se pueda formar una gran formación. Primero formar equipo, y una vez que se tenga eso se tendrá una gran selección.

Con 21 años tienes experiencia en Primera División ¿Te toca poner eso en la cancha? ¿Sientes esa presión en este plantel joven de Huachipato?
– Creo que cada uno de los compañeros tiene la calidad necesaria para aportar al grupo y yo también espero hacerlo de esa manera.

¿Cuál es el objetivo con Huachipato este semestre?
– Jugar la Copa Libertadores. Ese es el primer objetivo que todo el equipo quiere.

Etiquetas