Deportes

Los tiempos en que Chile se enoja por un empate con Alemania

Por: Paulo Inostroza | 22 de Junio 2017
Fotografía: Agencia UNO

La “Roja” abrió la cuenta con tanto del goleador histórico  de la selección, pero no pudo cerrar el triunfo contra un equipo que se vio inferior al cuadro de Juan Antonio Pizzi.

No era un partido de vida o muerte porque, empatando con Australia, la clasificación igual está asegurada. Hace diez años, este 1-1 con Alemania, jugando en Europa, se habría celebrado con champaña, pero hoy no.

Con esta generación, no. Chile salió del partido cabizbajo y con mucha rabia después de igualar con el campeón del mundo porque sabe que tuvo todo para triunfar, principalmente, porque futbolísticamente demostró ser superior. El primer tiempo del equipo de Pizzi fue tremendo, salvo por la única desconcentración, a poco del pitazo de descanso, que significó la conquista germana.

Haciendo historia

Tempranamente, Alexis Sánchez aprovechó una mala salida desde el fondo alemán para combinarse con Arturo Vidal, recibir su cesión y definir con puntazo de zurda bajo, al primer palo. Golazo para llegar a 38 goles por la selección, despegarse del “Matador” Salas como máximo anotador histórico y también cazar a Claudio Bravo como el jugador con más presencias en la “Roja” (112).

Clave fue esa presión chilena a la salida germana, pinchando una serie de balones gracias al corretear de Vargas, Sánchez y el anticipo de todos los volantes. Lo de Vidal y Aránguiz era sobrecogedor, hasta que el físico no dio para seguir con ese ritmo. En el segundo tiempo, los de Pizzi bajaron esa intensidad y Alemania pudo jugar un poco más, aunque nunca amenazó demasiado el arco rival.

“Edu” Vargas pudo aumentar con un derechazo violentísimo que dio en el travesaño. Jean Beausejour se mostraba insistentemente por la banda izquierda, Pablo Hernández redondeó una de sus presentaciones más destacadas con la camiseta roja y Marcelo Díaz estaba siempre para apoyar y distribuir correctamente. Primer tiempo gigante de Chile, pero un pase profundo del campeón del mundo, terminó en centro al corazón del área y arremetida de Lars Stindl para igualar las acciones. Injusto, pero con los alemanes siempre es así. Si no apagas la colilla, el fuego en algún momento se va a prender.

Paramos de correr

Saliendo del descanso, pareciera que Löw leyó perfectamente lo que hizo Chile para contrarrestarlo y Pizzi decidió insistir en lo mismo hasta que el segundo gol cayera por su propio peso. En esa lucha de ajedrez, ganó el DT germano. Con mejores figuras y más juego de parte chilena, primó la opción europea de anular el buen accionar de su rival y así evitar zozobras. El empate les gustaba más a ellos que a nosotros y se notó. Chile dejó de presionar tan arriba y la posesión de pelota se emparejó.

Era momento para probar algo nuevo. Tal vez un extremo bien abierto, como habitualmente lo son Puch o Fuenzalida y quizás sacar un volante para sumar alguna otra pieza arriba. Había alternativas, pero Pizzi solo se atrevió con Martín Rodríguez por un Vargas que hacía buen partido. No le funcionó y el ex acerero se vio desconectado del equipo. Fue 1-1, de esos que hace una década celebraríamos porque “Chile fue mejor que Alemania”. Hoy eso no basta para dejar a todos contentos. Algo faltó, pero quizás se encuentren de nuevo y la lección esté aprendida.

Palabra de leyenda

Después del partido, Alexis Sánchez comentó que “cuando empecé en esto, solo quería jugar al fútbol. Jugar y jugar. Nunca pensé que defendería a Chile haciendo más goles que Marcelo Salas, alguien que admiro mucho. Imagínate. Son más de cien partidos con la selección y lo que siempre he buscado es ganar cosas con Chile. Ahora quedamos bien para pasar a la otra ronda y hay que seguir así: corriendo, presionando y sabiendo que vamos por buen camino”.

Camerún tropieza y le da una mano a la “Roja”

Todo indicaba que Camerún sería uno de los rivales más peligrosos de Chile pensando en el pase a segunda ronda. Un adversario directo. Los africanos, que cayeron 0-2 en el debut ante la “Roja”, ayer cedieron un inesperado empate 1-1 ante Australia.

Andre Anguissa abrió la cuenta (45’) y Mark Milligan (60’) igualó para los australianos, mediante lanzamiento penal. Ambos quedaron con un punto. Camerún cerrará el domingo ante Alemania y Australia buscará la clasificación contra Chile.

Etiquetas