Deportes

Copa Confederaciones: El sueño arrancó con suspenso y emoción hasta el epílogo

Por: Carlos Campos | 19 de Junio 2017
Fotografía: Agencia UNO

La tecnología fue protagonista del triunfal estreno de la “Roja” ante Camerún. Debut sufrido y polémico.

Cuando corría el minuto uno de partido, daba la sensación que sería un encuentro, por lo menos, tranquilo para Chile. Un remate de Vargas que dio en el poste y un gran despliegue ofensivo que en los minutos posteriores tuvo la “Roja” en Moscú ante Camerún, ratificaban el favoritismo que en la previa tenían los dirigidos por Pizzi.

En ese sentido y llegando al primer cuarto de hora, Chile fue muy superior a los africanos y debió abrir la cuenta, pero no pudo. La única vez que Camerún se acercó con peligro, Herrera quedó a medio camino y Ngadjui marcó un gol que fue anulado por una dudosa falta a Vidal. Era el inicio de una jornada muy polémica y debatible.

Gritos contenidos

Parecía que Chile conseguía el premio a los incesantes intentos por anotar el primer gol, cuando al 44’ Vargas definió de primera tras un pase de Vidal y ponía el 1-0 pero, ¿qué pasó? la tecnología y nuevos cambios reglamentarios introducidos por la Fifa llevaron a los árbitros a revisar la jugada y tomar una decisión final. El Video Assistant Referee (VAR) generó aplausos de unos y quejas de otros, ya que por posición de adelanto el gol fue anulado, y Chile y Camerún se fueron 0-0 al descanso.

El descontrol de Vidal y una sensación de impotencia, injusticia y rabia, rodeaban a la “Roja”, que en el segundo tiempo y siendo siempre mejor que su rival, bajó el nivel. En 12 minutos, el DT Pizzi realizó tres cambios, ¿señal de desesperación o un intento por revertir un empate parcial que estaba lejos de ser un buen resultado para Chile? Lo cierto es que los ingresos de Sánchez, Valencia e Silva, ayudaron a resolver el problema que impuso el rival.

Desahogo

A puro toque, presión y dejando de cometer inocentes infracciones en defensa que en el primer tiempo pudieron costar caro, Chile encaró los últimos diez minutos con personalidad y buscando dañar por las orillas. En eso, Alexis centró para la cabeza de Vidal y el “Rey” no falló. Le ganó el salto en la entrada del área chica a Teikeu y Fai Collins, marcando -al fin- el 1-0 para la “Roja”. Chile se calmó, pero con esa impronta de jamás conformarse e ir siempre por más, llegó otra vez al gol, aunque otra vez la tecnología se hizo presente en Rusia.

Impecable habilitación de Valencia a Alexis, el “Maravilla” quedó mano a mano ante el portero Ondoa y ad portas de marcar su gol 38 por la selección – uno histórico que lo hubiese dejado como máximo anotador histórico de Chile- pero quiso hacerlo tan lujoso, que la defensa africana logró sacar su tiro en la línea. Vargas capturó el rebote y marcó, aunque esta vez el VAR trajo los festejos validando un gol que el primer asistente anulaba. Gol de Eduardo en definitiva y triunfo 2-0 ante Camerún. Victoria que costó, pero que se logró abrochar.

“Fuimos superiores y el balón no quería entrar, pero por suerte ganamos. Era importante partir con un triunfo nuestro sueño de ser campeones”, dijo Arturo Vidal.

Etiquetas