Ciudad

SII se querella por casi $3 mil millones contra pesqueras de Errázuriz

Por: Diario Concepción | 26 de Agosto 2017
Fotografía: Carolina Echagüe

Por Carolina Abello y Marcelo Castro

La tarde de este jueves, personal de la Fiscalía de Coronel, junto con funcionarios de la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones, llegaron hasta las oficinas de las Pesqueras Bahía Coronel y Salmones Chile en Santiago, Coronel y Chonchi, desde donde incautaron información contable relacionadas con los mega decomisos de pescado ocurridos en septiembre de 2015.

La diligencia se realizó en forma simultánea en las tres ciudades antes mencionadas y estuvo a cargo de los persecutores Carlos Palma y Julio Sánchez. Fueron solicitadas por el Servicio de Impuestos Internos en dos querellas que fueron presentadas durante el año 2016, tras las incautaciones de harina de pescado, que alcanzaron las siete mil toneladas.

De acuerdo a las presentaciones del SII, a las que tuvo acceso en exclusiva Diario Concepción, se detalla el modus operandi de las empresas ligadas al Grupo Errázuriz, perteneciente al empresario y ex candidato presidencial Francisco Javier Errázuriz. Según el órgano tributario, las pesqueras Salmones Chile y Bahía Coronel efectuaron la comercialización de harina de pescado de manera ilícita, de 6.521 toneladas de harinas de pescado, las que se encontraban distribuidas en cinco bodegas del país.

Esto se logró tras fiscalizaciones de Sernapesca ocurridas en los meses de julio y septiembre del 2015, en donde la pesquera analizada no contaba con los respaldos del origen legal del producto.

En los antecedentes entregados, se explica que en la empresa Mar Fusión, se hallaron 446 toneladas de harina, que equivalen a 2.208 toneladas de pescado, correspondiente a $264 millones. Mientras que en bodegas de la Empresa Tralca de Coronel, se encontraron otras mil toneladas de harinas, que provienen de 4.950 toneladas de pescado, por un valor de $594 millones.

A la vez, se determinó que en bodegas Blisa, existían 2.027 toneladas de harina, que equivalen a 10.035 toneladas de materia prima, por un costo de $1.204 millones. También se encontró 2.130 toneladas de este producto en la Ganadera Las Encinas de Cabrero, que corresponden a 10.545 toneladas de pescado, con un valor de $1.265 millones. Por último, en dependencias de la empresa Procesos y Servicios de Coronel, se hallaron 918 toneladas de harina, que derivan de 4.545 toneladas de materia prima, por una cifra cercana a $545 millones.

Estos antecedentes constan en la denuncia realizada en contra de Salmones Chile por parte de Sernapesca, puesto que existe una “tenencia de harina de pescado sin acreditar su origen legal, toda vez que la trazabilidad en la producción de dicha mercadería es incierta”.

Para el SII, las irregularidades radican en que existen diferencias en las existencias de harina y aceite de pescado, existente, según lo informado, con lo que realmente mantienen en sus bodegas, lo que habría generado un perjuicio al Fisco por $612 millones, puesto que ambas empresas “mantenían un procedimiento diseñado y ejecutado para adquirir productos hidrobiológicos obtenidos con infracción a la normativa sectorial, para posteriormente, producir y comercializar el producto harina de pescado sin cumplir con las obligaciones tributarias de declaración y pago que gravan dichas operaciones, donde Pesquera Bahía Coronel procesa el recurso, facilitando los medios con que se desarrolla una cadena de comercialización ilegal, pues no se pagan los impuestos correspondientes”.

Según Impuestos Internos, con estos antecedentes se acreditaría la existencia de delitos tributarios relacionados, relacionados con el contrabando de mercancías.

Los proveedores

En tanto, el Servicio también recurrió por los mismos delitos, en contra de las pesqueras Mar Sur y Pesquera Amanecer, quienes actuaron como proveedores de Bahía Coronel y Salmones de Chile.

Esta acción legal se interpuso luego de una revisión realizada por Impuestos Internos.

En la querella se manifiesta que ambas empresas se negaron a entregar la documentación requerida por el SII, por lo que fueron infraccionadas.

Al no tener acceso a la documentación, se realizó un análisis de inventarios en el recurso pesca fresca como en los productos harina y aceite de pescado, entre enero a agosto de 2015, con lo que se determinó que el perjuicio fiscal asciende a $2.301.431.890. En la revisión del servicio, se da cuenta de que hay diferencias de harina y aceite de pescado producidos con pesca, sin contar con facturas legales de respaldo, es decir, sin haber cumplido las exigencias legales relativas a la declaración y pago de impuestos, y que ambas pesqueras serían las proveedoras de la pesca fresca para la producción de aceite y harina de pescado.

Es decir, el fraude al Fisco suma $2.913.953.157, casi tres mil millones de pesos.

Las acciones legales de Impuestos Internos son nominativas, es decir, que sólo apuntan a los representantes legales de las empresas pesqueras.

Ambas presentaciones son por el artículo 97 n°8 del Código Tributario, que hace referencia al comercio de mercancías que no cumplen las exigencias legales relativas a la declaración y pago de impuestos.

Con los antecedentes obtenidos en forma exclusiva por Diario Concepción, se solicitó una versión a la Fiscalía. Sin embargo, rechazaron referirse al tema.

Etiquetas