Ciudad

Políticas de atracción a Educación: el siguiente desafío

Por: Diario Concepción | 13 de Agosto 2017
Fotografía: Archivo

Jorge Schiappacasse
Director de Política
Pública de Elige Educar

La evidencia nacional e internacional es clara: las carreras de educación son pieza estratégica en el desarrollo de un país y, por tanto, su promoción y fortalecimiento deben estar permanentemente en la discusión pública. Por eso celebramos la preocupación manifestada por el rector Sergio Lavanchy, en la nota publicada esta semana sobre las matrículas de las carreras de pedagogía, pues pone sobre la mesa una pregunta necesaria: cómo continuar avanzando en este desafío.

Precisamente, la implementación de mayores requisitos para el ingreso a estas carreras fue una medida largamente buscada como un primer paso para comenzar a devolverles el lugar que merecen. Así, la disminución de las matrículas en las distintas regiones era un efecto previsto; no necesariamente negativo -pues eleva la calidad académica de nuestros futuros docentes- y no atribuible sólo a la implementación de esta importante medida. De hecho, las cifras entregadas por el Cned muestran que, en términos generales, el ingreso de estudiantes de alto puntaje a universidades selectivas aumentó respecto del año pasado, lo cual, nos parece, debe ser relevado.

Sin embargo, tal como plantea el rector, es clave ahora “colocar una luz de alerta” a las autoridades y a las universidades para recordar que aumentar las exigencias fue solo un primer paso, y que ahora urge desde todos los actores avanzar en estrategias para fomentar la atracción hacia estas carreras, principalmente a aquellas en donde se proyecta mayor déficit, como educación básica, educación de párvulos y las pedagogías en ciencias.

Desde Elige Educar, creemos que esta estrategia debe estar compuesta al menos de tres ejes estratégicos: un fortalecimiento de los programas de acceso -como los propedéuticos pedagógicos y el Pace pedagógico; la mejora de las políticas de atracción ya existente -como la Beca Vocación de Profesor- ampliando su cobertura y beneficios incluso a aquellos que descubren tardíamente su vocación; y la implementación de gratuidad para el 100% de los interesados en carreras de educación (ya sea por becas o aportes directos).

En paralelo, los avances ya impulsados por la Nueva Política Nacional Docente deben continuar siendo comunicado con fuerza a los estudiantes de educación media: la mejora en las condiciones de enseñanza, el apoyo que recibirá un docente en su primer año de ejercicio, el derecho a acceder a perfeccionamiento gratuito, entre otros.

Atraer a los mejores estudiantes al estudio de estas carreras en nuestras regiones requiere un esfuerzo. Y no de un sólo sector, sino de los diversos actores involucrados. Es menester unir fuerzas y volver a poner este tema en la opinión pública, recordando que la tarea aún no está terminada, y que en tiempos donde se delinean las prioridades para el futuro gobierno, hacerse cargo de este desafío es urgente. Si realmente queremos generar un impacto positivo y permanente sobre la calidad de nuestra educación, debemos entender y aplicar la máxima de que no cualquiera puede ser profesor y no cualquiera puede impartir la pedagogía.

Etiquetas