Ciudad

“Eduquemos con Igualdad”: Mejorando el trato y oportunidades de los estudiantes del país

Por: Mauro Álvarez | 17 de Julio 2017
Fotografía: Copesa

“Usted, siéntese como señorita”. “Escuchemos a Marco… fuerte, ¡con voz de hombre”, son las frases que el Mineduc pretende erradicar de las aulas de clases, a través de capacitaciones y guías de coeducación a docentes, eliminando así los estereotipos de género hacia los niños y niñas del sistema educacional municipal.

Acabar con las frases que menoscaban la integridad de los alumnos en etapa de formación, es lo que persigue eliminar la campaña del Ministerio de Educación y ComunidadMujer, “Eduquemos con Igualdad”, el cual consta de cuatro guías pedagógicas, que se están implementando en los establecimientos educacionales y que hasta el momento han capacitado a 1.150 docentes y 300 asistentes de la educación (auxiliares, personal de aseo e inspectores).

Es sabido que tanto niños y niñas tienden a cumplir roles diferentes dentro de la sala de clase, transformándose así estas conductas, en un mero reflejo de los estereotipos que muestra la  sociedad de hoy, que delimita labores tanto para hombres como para mujeres.

Con el propósito de terminar con estos estereotipos y roles en materia educativa, se acuñó el concepto coeducación, el que pretende igualar el trato y oportunidades entre ambos sexos en espacios educativos, terminando con los sexismos o segregación de género dentro del aula.

Dichos como: “Chicos, a contar los cubos. Chicas, ustedes los guardan”. “Usted, siéntese como señorita”. “Escuchemos a Marco… fuerte, ¡con voz de hombre!”, es lo que se escucha regularmente de las aulas. Esto delimita a los estudiantes en formación y genera brechas que los puede afectar en su etapa adulta.

Brechas que el Ministerio de Educación pretende cambiar desde dentro, enseñándoles a los niños desde el trato que no hay diferencias entre ellos en cuanto a capacidades y oportunidades de desarrollo.

“Eduquemos con Igualdad”

“Este material educativo tiene como propósito facilitar una reflexión crítica sobre la incidencia de los estereotipos de género, en las decisiones vocacionales de los estudiantes de ciclo básico y medio”, explicó el seremi de Educación de la Región del Bío Bío, Sergio Camus.

Para ello, es central el rol crítico de la comunidad escolar respecto de las creencias estereotipadas de género que causan la división de las carreras masculinizadas y feminizadas. Estas opciones tradicionales se nutren de un conjunto de determinantes de género, asociado a la valoración de las áreas del conocimiento y a las habilidades preferentes de cada sexo.

Se desprende del documento explicativo que, las prácticas estereotipadas constituyen una especie de currículo condicionante, que coarta, las relaciones entre varones y mujeres en los espacios educativos, lo que se pretende acabar.

De esta forma, las guías buscan estimular la reflexión sobre las prácticas pedagógicas inclusivas que ofrezcan situaciones de aprendizaje a niñas, niños, jóvenes y adultos libres de sesgos de género.

Básicamente, buscan que las creencias personales y colectivas que influyen en el comportamiento, actitudes y expectativas de vida, tales como: “las niñas son más sensibles”, “los niños más fuertes”, “los niños son más rápidos en matemáticas y las niñas tienen más facilidades para el lenguaje” se dejen de ocupar, entendiendo que todos los estudiantes tienen las mismas capacidades para poder aprender y de esta forma poder formarlos de mejor manera desde las aulas de clases.

Desde la Seremi de Educación del Bío Bío, explican que no es un material impositivo como ciertos grupos conservadores intentan hacerlo ver a la opinión pública, sino más bien es una propuesta susceptible de ser adaptada de manera contextual a las características de cada establecimiento, por ejemplo si la educadora de párvulos quisiera trabajar la guía puede adaptar cada actividad a las posibilidades de sus estudiantes. Cada guía propone preguntas que se pueden seleccionar y modificar para orientar la reflexión de quienes participan.

 “Este trabajo del Mineduc viene a complementar las iniciativas que pretenden terminar con las diferencias entre los niños y niñas que se educan en nuestro país, potenciando así las capacidades de ellos y eliminando de raíz los estereotipos y los dichos sexistas, por parte de los profesores y comunidad educativa en general hacia los estudiantes. Esto lo hemos logrado a través de charlas y módulos de capacitación, los que han sido muy bien evaluados y valorados por parte de los educadores”, expresó el seremi regional.

Coeducación, clave para la equidad entre los jóvenes

Hacer un cambio de mentalidad por parte de la comunidad educativa, para acabar con las brechas de género eliminando de nuestro lenguaje y de nuestro comportamiento los dichos sexistas, potenciando la igualdad y las capacidades individuales ayudará a los alumnos a confiar aún más en sus propósitos futuros.

 “Al ocupar estereotipos, estamos condicionando el comportamiento de estos, limitándolos a través de las expectativas de género que se tiene sobre ellos – niños, buenos en matemáticas, niñas buenas para lenguaje – cuando en realidad pueden ser buenos para ambas y cuando estos se mantienen vamos disminuyendo el abanico de oportunidades al que pueden optar cuando vayan creciendo. Por ejemplo: las ingenierías están copadas con hombres y pocas mujeres, situación que esperamos cambie con estas iniciativas que acaban con las brechas de género que tenemos actualmente”, acotó la psicóloga, infanto juvenil, Mary Jane Schilling.

Los establecimientos que apuestan por la coeducación, ayudan a formar niños seguros de sí mismos, ya que cuentan con un plan y un equipo directivo y de docentes calificados para la enseñanza equitativa, es muy importante el apoyo del entorno cercano del estudiante.  “Si bien la escuela es la segunda casa de un niño en formación, es importante a su vez que la familia sea la primera en dar el ejemplo, para lograr una sociedad no sexista, por lo tanto es un trabajo en conjunto que tomará tiempo”, expresó Schilling.

La coeducación comienza a ser una realidad en varios centros escolares de la Región del Bío Bío, gracias a las nuevas generaciones de profesores y también de los antiguos que se han subido al carro de la igualdad,  educando con materiales y expresiones libres de estereotipos, para que los alumnos cuenten con las mismas oportunidades para desarrollarse y con libertad para elegir.

“Hemos evolucionado bastante en temas de igualdad, respeto y tolerancia, sobre todo en el segundo ciclo educacional. Los típicos comentarios que escuchamos antes, que segregaban a los alumnos, cada vez se escuchan menos (…) estas iniciativas ministeriales ayudan bastante para disminuir todo tipo de discriminación en el aula y nos reafirma que todos los niños merecen un trato digno, independiente de su orientación sexual, gustos o forma de ser”, precisó, Cecilia Obregón, profesora de Educación Media, del Colegio Creación.

Este es el vídeo de la Campaña Eduquemos Con Igualdad:

Etiquetas