Política

El por qué del rechazo a Ley de sala cuna universal

Por: Ángel Rogel | 16 de Agosto 2019
Fotografía: Cedida

Este miércoles, en la comisión del Trabajo del Senado, se continuó votando el articulado del proyectos de Sala Cuna Universal, impulsado por la actual administración, pero ha generado gran rechazo entre los y las trabajadores de la educación parvularia.

Esta semana, estuvo en Concepción y Chillán, la presidenta la Asociación de Administrativos, Auxiliares, Técnicos y Profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Aprojunji), Susana Cristi, quien reiteró las diferencias que la instancia mantiene con el proyecto que el Presidente Sebastián Piñera ha llamado a aprobar.

Algunos argumentos

Entre otros motivos, quienes se oponen a la iniciativa sostienen que el proyecto no contempla el resguardo de los niños y niñas, incluso, señala que podrían ser “cuidadoras”; los montos designados para el pago de la sala cuna que ofrece el gobierno alcanza un monto de $245 mil, que no cubre el 100% del valor real aproximado de una sala cuna, de $301 mil 200; y se trata de un beneficio para la trabajadora o trabajador por asignación en tramo, de acuerdo a la jornada laboral pactada.

Sobre el último punto, explicó Cristi, la trabajadora dependiente recibirá el beneficio de sala cuna de acuerdo al contrato que tenga. Es decir, si trabaja de 1 a 15 horas, se le cancelará el un tercio del beneficio; si lo hace de 15 a 30 horas, dos tercios; y si trabaja de 30 a 45 horas, “recién” se le cancelará el 100 % del total. Por ello, comentó, se produce una situación de discriminación.

“Lo que vemos, en definitiva, es que esta iniciativa promueve la alcancía de las grandes empresas, que ya no tendrán que pagar la totalidad de una sala cuna, sino el 0,1% y, por otra parte, lo cancelado por el Estado se hará a través del seguro de cesantía. No hay un aporte estatal que salga de la Ley de Presupuesto para apoyar la iniciativa”, comentó Cristi.

La dirigenta sostuvo que la iniciativa atenta contra la calidad del servicio que se podría prestar a las familias y, también, deja en una situación de incertidumbre a todos quienes trabajan en infancia.

Comentó que la iniciativa fue elaborada por el Ejecutivo, sin considerar la opinión de los y las educadoras. De hecho, aseguró, “que en ninguna parte del proyecto se habla de los niños y las niñas, no se cautela las condiciones específicas de atención de los niños y niñas”.

Etiquetas