Política

Rector Saavedra explica propuesta sobre forma de financiamiento de la gratuidad

Iniciativa plantea extender la gratuidad hasta el promedio de extensión de la carrera según la Ocde y que el diferencial con el tiempo real sea financiado mediante un método tripartito que incluya a las propias universidades, alumnos y al Estado.

Por: Marcelo Castro | 11 de Agosto 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Más 27 mil alumnos de las universidades que integran el Consejo de Rectores (Cruch) perdieron la gratuidad este 2019 por atrasarse en sus respectivas carreras más allá del plazo formal de estas.

Según la actual normativa, en estos casos, el financiamiento debe correr en forma igualitaria por los estudiantes y las instituciones de educación superior.

Situación que les preocupa, ya que según cifras que se manejan en el organismo,  el 18% de los estudiantes al año perderían el beneficio, lo que haría insostenible la viabilidad del sistema universitario.

Ante tal escenario, desde el Cruch han hecho reiterados llamados al Ministerio de Educación para buscar una solución definitiva a esta problemática y  ya existe una propuesta.

La proposición sugiere extender la gratuidad hasta el promedio de duración que tiene cada carrera según la Ocde y que la diferencia entre ese tiempo y el promedio de duración real de la misma en nuestro país sea asumida de forma tripartita por los estudiantes, las casas de estudios y el Estado.

La propuesta, que se encuentra en un documento de seis páginas, fue realizada por los rectores Carlos Saavedra (UdeC) y Carlos Peña (UDP) a la comisión de Gratuidad del Cruch, y en este minuto se encuentra siendo socializada entre los máximos representantes de las casas de estudio para poder seguir trabajando en ella.

En conversación con Diario Concepción, el rector  Carlos Saavedra  descarta que esta propuesta haya generado un quiebre al interior de los rectores, como planteó  un artículo en un medio de distribución nacional. “Esta es una propuesta, por lo que puede ser considerada o rechazada por los actores; lo que nos interesa es dinamizar la discusión y construir bases sólidas de elementos que son diversos, como los años de acreditación”, asegura.

Saavedra considera que esta idea viene a ayudar a buscar soluciones para los estudiantes, bajo ciertos parámetros en donde se pretende regular la forma en que se entregarán los aportes. “Para definir los criterios que tendrá esta fórmula tripartita, se pueden considerar elementos como la selectividad, el grado de vulnerabilidad de los estudiantes que atiende esa institución y la regionalización de esa casa de estudios”, acota.

La autoridad universitaria no descarta que a los parámetros anteriores se puedan sumar otros que pueden ser contenidos en el documento final, puesto que el mencionado es un borrador. “Esto es un documento de trabajo y queremos que se afine para lograr acuerdos en la construcción de políticas públicas que atienden a la diversidad del sistema de educación superior chileno y a la necesidad de cautelar el desarrollo y estabilidad de las instituciones de educación superior chileno”.

El rector Saavedra espera que a esta propuesta se sumen otras y que se realice un debate abierto, pero pronto, para encontrar una solución a las falencias que tiene la actual normativa sobre educación superior.

Etiquetas