Política

Expertos coinciden en invisibilización política de la Provincia de Arauco

Investigadores de las universidades de Concepción y Católica de Chile señalan que los avances de cara a la solución del conflicto Estado pueblo mapuche deben pasar por un enfoque territorial íntegro y no meramente regional.

Por: Javier Cisterna | 02 de Diciembre 2018
Fotografía: Andrés Oreña P.

Tres premisas erradas del “Plan Araucanía” detecta un estudio a cargo de un grupo de profesionales de la Ciencia Política de distintas universidades del país y recientemente difundido en Ciper.

La indagación, que se nutre de información recolectada por el Instituto Milenio de Fundamentos de los Datos, esboza en primer orden que la distribución territorial de los episodios del conflicto Estado pueblo mapuche es muy dispareja a nivel territorial.

Asimismo, indica que el conflicto refleja lógicas de muy largo plazo que no son probables de modificar mediante los principales instrumentos planteados en el “Plan Araucanía”.

Finalmente, destaca que la demanda mapuche transciende las fronteras administrativas de la Región de la Araucanía, instalándose también en zonas del sur de la provincia de Arauco y en el sector cordillerano de la Provincia de Valdivia.

Este último punto resulta clave si se retrotrae el debate a septiembre pasado, cuando el denominado “Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en La Araucanía” fue presentado por el Presidente Sebastián Piñera y, posteriormente, recibido por actores de la Provincia de Arauco.

Enfoque economicista, nula mención al histórico problema territorial y una demarcación prácticamente excluyente para la Región de la Araucanía, fueron las principales críticas que se escucharon al sur del Bío Bío, desde donde históricamente se ha acusado exclusión a la hora del abordaje político del conflicto.

En efecto, lejos de sumar intentos de solución, cabe preguntarse si el “Plan Araucanía” aporta en la invisibilización de la Provincia de Arauco. A priori, los encargados del estudio publicado en Ciper afirman que sí.

“Si bien el plan incluye propuestas que podrían beneficiar a comunidades y pueblos indígenas fuera de la Araucanía, es cierto que el foco ha estado puesto en mayor medida en esta Región. Como argumentamos en la columna, el desarrollo histórico y la evolución actual del conflicto entre el Estado y el pueblo mapuche excede las fronteras de la Región de la Araucanía y, por lo tanto, otras zonas como la Provincia de Arauco también deberían estar incluidas en las políticas y procesos de diálogo propuestos por el gobierno”, manifiesta Carla Alberti, del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Una visión que comparte Sergio Toro, del Departamento de Administración Pública y Ciencia Política de la Universidad de Concepción, quien expresa que “lo que pasa en la Araucanía o la Provincia de Arauco es exactamente lo mismo: problema de conflictividad y demanda y reivindicaciones de tierras”.

“El gran problema que se está generando, es que se está tratando de hacer una política pública en base a una división administrativa cuando en verdad debiese ser una división territorial”, agrega el también director de DemoData UdeC.

Juan Pablo Luna por su parte, académico del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile, comenta que “se puede inferir que sí” hay invisibilización de Arauco, ya que “en la medida en que los anuncios oficiales y la política pública va dirigida a la Región de la Araucanía, se asocia el conflicto Estado pueblo mapuche con la Región de la Araucanía”.

Eso hace que se invisibilice al menos en términos de prensa, pero también, creo, que en términos de política pública. Uno de los focos abiertos de conflicto fuera de la Araucanía se encuentra en el cono sur de la Región del Bío Bío”, sentencia el especialista.

Millabur: “Es un tema de Wallmapu, no de regiones”

El alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur, pide que la arista territorial, que a su juicio es la principal y no se aborda en el “Plan Araucanía”, se plantee bajo el prisma del suelo que históricamente pisaron los mapuches y no necesariamente según parámetros político administrativos.

alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur.

“No hay que olvidar que el concepto Araucanía tiene una carga histórica que guarda relación con una asignación que hicieron los españoles y luego el Estado chileno. Es mejor hablar de Wallmapu. El Wallmapu no es solo la Novena Región, es todo el territorio donde los mapuches estamos. Así se abordaría de una forma integral”, dijo.

El líder comunal, asimismo, reiteró sus críticas al “Plan Araucanía”. Primero, por no centrarse en el tema territorial; y segundo, por excluir zonas como la Provincia de Arauco.

“Tiene un sesgo territorial pero también de tipo político. De tipo territorial, porque el anuncio que hace el Gobierno actual va a la Novena Región (La Araucanía), no contempla la Octava Región (Bío Bío) y especialmente la Provincia de Arauco y  Alto Bío Bío, donde hay alta población mapuche. Da una señal de que la solución es para los mapuches, en circunstancias que el ‘Plan Araucanía’ es platas públicas para invertir en infraestructura pública en la Novena Región, donde no solo los mapuches harán uso de ellas”, sentenció Millabur.

Etiquetas