Política

Plan Regulador Metropolitano: cores y Minvu difieren en torno participación ciudadana

Mientras la cartera en la zona apunta a un cumplimiento cabal de la norma, organizaciones vecinales y cores solicitan retrotraer el trámite del documento, cuya votación en el Consejo Regional del Bío Bío se estipula para 2019.

Por: Javier Cisterna | 14 de Julio 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Las dinámicas de participación ciudadana, como la cantidad de información de la que dispone la comunidad, son los dos puntos que mantienen discrepancia autoridades del Ministerio de Vivienda en la zona y tanto consejeros regionales como vecinos organizados. Lo anterior, en el marco de la tramitación de las adecuaciones al Plan Regulador Metropolitano de Concepción (Prmc), proceso que se arrastra desde 2013 y que este año contempla sus principales hitos desde lo político.

En líneas generales, el Prmc es el instrumento que organiza el uso de los suelos de once de las doce comunas de la Provincia de Concepción (excluida Florida por su carácter rural) y, en esta oportunidad, corresponde llevar a cabo una modificación a su estructura actual, vigente desde 2003.

El acondicionamiento contempla aspectos como lo son el sistema vial metropolitano, actividades productivas con impacto intercomunal y las normas vigentes contrarias a derecho. Esta trabajo -que debe ser desarrollado en consonancia con los planes reguladores comunales- es instruido desde la Seremi de Vivienda y, en el caso de Concepción, fue encargado a la consultora Habiterra en 2013.

De ahí en adelante se han sucedido episodios consultivos y de recepción de observaciones, instancias que para los críticos de la metodología resultan insuficientes.

En particular, los críticos cuestionan que no se ha generado ningún espacio vinculante de toma de decisiones emanado desde las distintas entidades vecinales. Asimismo, alegan la existencia de un secretismo intencionado respecto a las reales implicancias de las modificaciones que se proponen.

El consejero regional del Partido Igualdad, Javier Sandoval, quien a través de la Plataforma por un Plan Regulador Metropolitano Integrador y Comunitario ha propiciado discusiones, sostuvo que “el Consejo Regional está ajeno a este debate, desinformado prácticamente desde que entramos los nuevos integrantes”.

Lo anterior, haciendo hincapié en el rol del Consejo Regional, puesto que dicha corporación será la encargada de aprobar o rechazar finalmente el documento. Y si bien no existe fecha para ese hito -con seguridad sería el primer semestre de 2019-, Sandoval pidió un foro de cara a la comunidad.

“El consejo podría exigir que este plano se vuelva a discutir, sea realmente participativo, se rediseñe y se inicie un nuevo proceso. También podría rechazarlo sin hacer esa propuesta y otra alternativa es que se apruebe, pero esa opción no la patrocinamos. Nuestra crítica es radical. Vemos que no tiene sentido un proceso sin participación. Sabremos si el consejo está a la altura de esa discusión o si esconde la cabeza”, indicó.

Consultada por esta temática, Tania Concha, consejera regional del PC que anteriormente ocupó la presidencia de la Comisión de Desarrollo Territorial, Planificación y Transporte -hoy encabezada por el UDI Patricio Kuhn-, aseveró que es urgente volver a la participación de los vecinos “para que se involucre a la ciudadanía. Tiene que tenerse contemplado. Ahora se incorporaron las observaciones hechas desde la Seremi del Medio Ambiente y tienen que incorporarse las de los municipios. Hay que volver a consultar a los alcaldes, porque muchos son nuevos”.

Martín Sanzana por su parte, vecino de San Pedro de la Paz e integrante del colectivo “San Pedro Sustentable”, abogó por recoger apreciaciones de la comunidad. “Sabemos que la planificación tiene límites y la consulta también. Nuestro punto es que hay que empezar a cambiar el paradigma y a hacer esto de buena manera”.

Los límites de la norma

El seremi de Vivienda del Bío Bío, Emilio Armstrong, recalcó que la participación ha sido característica de la construcción del Prmc. En ese marco, destacó que en la administración pasada se realizaron tres presentaciones ante el Consejo Regional y que, en lo que va de ésta, se contabilizan dos.

A lo anterior sumó la existencia de talleres ampliados, mesas temáticas y más de 60 citas específicas, por lo que desestimó las críticas.

“Se generaron todas instancias para que se recopile información sobre problemáticas y necesidades. Seguimos abiertos a recibir inquietudes. El resultado será en base a lo reunido, no en base a la opinión de un seremi”, expresó Armstrong.

A ese mismo respecto, el director del Departamento de Desarrollo urbano del Minvu en la zona, Miguel Ángel Hernández, mencionó que deben considerarse los matices legales que rigen a los planes metropolitanos y comunales.

“Como son escalas diferentes, la ley establece un proceso de participación explícito para los planes comunales, pero el intercomunal no tiene dentro de la legislación un proceso de participación ciudadana. Como no lo consagra, el único proceso de participación que demarca la ley, hoy, es a través de las municipalidades solicitándoles un informe una vez que esté elaborado el plan. Eso es lo único que establece la ley”, señaló.

Plazos de trabajo

Para este año se contempla la revisión y preparación de la respuesta que debe ser entregada a los municipios que presentaron observaciones al plan. Igualmente, corresponden correcciones a las observaciones ofrecidas por Medio Ambiente al informe ambiental.

Tras ello viene un momento de consulta abierta, que desde Vivienda se asegura será todo lo público que se requiera.

Una vez procesada la información, la discusión será ingresada al Consejo Regional, que se dará alrededor de 90 días para debatir. Solo culminada esa fase, ya entrado 2019, se procederá a votar finalmente el rechazo o la aprobación del Plan Regulador Metropolitano de Concepción.

Etiquetas