Política

La rebelión que dejó en ascuas a la Democracia Cristiana

Por: Marcelo Castro | 31 de Enero 2018
Fotografía: Agencia UNO

Con polémica finalizó la Junta Nacional del partido, tras definir la posición que tomarán a contar del próximo 11 de marzo cuando la Nueva Mayoría pase a mejor vida.

Un fin de semana complejo vivió la DC, puesto que se realizó la Junta Nacional que dejó a un antiguo bastión de la tienda bastante damnificado: “los guatones”.

Se trata de los militantes de la Falange de la vieja escuela, que apuestan por el centro y que son representados por el expresidente de ese partido, Gutenberg Martínez, que está a un paso de la renuncia.

Fue este grupo el que por 10 votos de diferencia perdió ante la opción de “buscar acuerdos, que permitan una mayor efectividad en el rol de defensa de los derechos de las personas, como fruto de la acción de los gobiernos en que hemos participado”. Lo anterior, incluye la posibilidad de hacer tratos con el PC y el Frente Amplio, que fue impulsada por el sector más izquierdista del partido.

La amenaza de salida de Martínez se suma a la renuncia efectiva del grupo de 30 militantes del denominado Progresismo con Progreso, en donde se encontraban los ex ministros Mariana Aylwin y Pedro García, entre otros.

Para el presidente regional del partido, Nicolás Hauri, la junta tuvo un balance positivo, ya que “se estableció un voto político, que es una hoja de ruta para los años venideros, que sirvió para establecer el rol de oposición democrática, propositiva y constructiva, sin coalición. Eso ocurrirá mientras resolvemos situaciones internas que nos conflictúa”.

Respecto a la polémica con Martínez, el alcalde de Concepción y delegado de la tienda, Álvaro Ortiz, manifestó que “no hay que mirar con tanto dramatismo este tipo de decisiones. Los partidos políticos no son clubes de amigos, sino que instancias donde se respetan las decisiones de la mayoría”.

En tanto, la delegada del partido, María Carolina Inostroza, indicó que “en esta junta no se vio una mayor merma tras la salida de algunos camaradas, salidas que son tomadas con pesar. Esto no es una crisis, sino que una oportunidad para replantearnos el futuro”.

Tarea para el futuro

Para varios, esta junta fue extraña, puesto que asistieron pocos parlamentarios, pero del Bío Bío estaban todos y, solamente, estaban presentes los delegados. No obstante, el resultado de la votación dejó las esquirlas más duras con respecto al futuro de la tienda.

Para la delegada nacional, María Carolina Inostroza, la derrota en las elecciones pasó porque se alejaron de la ciudadanía, de las federaciones de estudiantes, juntas de vecinos, etc. “Tuvimos una desconexión con las bases, el estar tanto tiempo en el poder nos generó la existencia de caudillos que se dedicaban a no tener militantes de base”, comentó.

Álvaro Ortiz cree que “la DC debe seguir siendo aporte para el país, por lo que debemos meditar y tomar decisiones, no sólo quedarnos en los lamentos”.

Etiquetas