Política

Careo de Miguel Krassnoff en Concepción reabre debate sobre indulto

Por: Marcelo Castro | 06 de Enero 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Por cerca de tres horas fue interrogado el Brigadier (r) del Ejército, en un día en que, tras la liberación de Fujimori en Perú, el debate sobre los indultos está al rojo vivo. Voces de la derecha analizan viabilidad de ese escenario.

Poco antes de las 9:00 horas de ayer llegó hasta el Palacio de Tribunales de Concepción, el Brigadier (r) del Ejército, Miguel Krassnoff Martchenko para ser sometido a un careo, por una querella en su contra por torturas durante la dictadura.

La acción legal fue presentada hace cuatro años por María Isabel Romero, ex miembro del MIR, a raíz de hechos ocurridos el año 1975. La historia se remonta a ese año, cuando Romero cursaba estudios de Obstetricia en la Universidad de Concepción y se trasladaba a su casa en Talca, cuando funcionarios de la Dina la detienen en la comuna de Chillán, siendo trasladada hasta Colonia Dignidad.

En el recinto, Romero recibió torturas por parte del jerarca de Villa Baviera, Paul Schaeffer Schneider y el médico Helmut Hopp, siendo este último quien la entrega en San Javier al brigadier que se encuentra condenado a casi 500 años de prisión. En manos de Krassnoff, la denunciante fue trasladada hasta Villa Grimaldi y el centro de Tres Álamos, en donde permaneció por 14 meses. Según ella, fue el mismo Krassnoff quien ejerció torturas en su contra, practicadas en genitales y senos.

Durante la diligencia, que se extendió por casi tres horas, Krassnoff negó conocer a María Isabel Romero, por lo que no reconoció su participación en las torturas en contra de la denunciante. Lo que sí reconoció, fue su participación en el régimen y que esto habría ocurrido por un mandato superior.*
Al término de la diligencia, María Isabel Romero indicó que “es algo tranquilizador, ya que después de 40 años se está haciendo justicia en Chile. Él tiene una actitud déspota hacia la gente, me trató de fulana, terrorista y todo lo que se le pasó por la cabeza y no me extrañó ni impresionó. Él mantiene su discurso y argumentos absurdos de que alguien le encomendó salvar a Chile”.
Para la jueza del 1° Juzgado Civil de Concepción, Margarita Sanhueza, la diligencia de este viernes sirvió para avanzar en causas que se siguen en la zona en contra del funcionario militar. “El señor Krassnoff presentó buena disposición, parecía que estaba acostumbrado a este tipo de diligencia. No reconoció participación en las torturas, ni tampoco reconoció a la víctima”.

Indulto humanitario

El viaje del Brigadier en retiro a Concepción se produce en un día en donde los indultos humanitarios se encuentran en boca de toda la esfera política de Sudamérica.

Esto luego que la noche de este jueves quedara en libertad el ex presidente peruano, Alberto Fujimori. El ex gobernante de 79 años abandonó la Clínica Centenario Peruano Japonesa, en donde permaneció internado las últimas semanas.

Este indulto fue concedido en la víspera de Navidad por parte del presidente de esa nación, Pedro Pablo Kuczynski, quien argumentó motivos humanitarios para otorgar el beneficio a quien se encontraba condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

Lo ocurrido ha reabierto el debate en nuestro país para otorgar un indulto humanitario a ex funcionarios de las fuerzas armadas que se encuentran condenados por hechos ocurridos en dictadura, y que se encuentran condenados y cumpliendo pena en la cárcel de Punta Peuco.

Uno de los defensores a nivel nacional es el diputado y ex candidato presidencial, José Antonio Kast, quien expresó que esta situación es un ejemplo para Chile, ya que a su juicio “un anciano de 80 años no merece morir en la cárcel, independiente de los delitos horribles que haya cometido”.

El parlamentario afirmó que “en Chile tenemos ancianos presos, civiles y militares, que apenas pueden ponerse de pie y que requieren atención médica permanente”. Ante esto, se cuestionó “¿Qué sentido tiene mantenerlos en la cárcel? Indulto, arresto domiciliario, vigilancia permanente. Todos tienen derechos humanos”.

En tanto, el diputado UDI Jorge Ulloa, quien en su momento fue el único parlamentario que siguió visitando a Manuel “Mamo” Contreras hasta el final, indicó que es natural que se proceda a un indulto, ya que “Chile debe cumplir un convenio sobre tercera edad a nivel internacional”. Con respecto a la situación de Fujimori, el diputado cree que esto “no debe ser comparado”, ya que son sociedades distintas con historias diferentes.

Distinta opinión tiene la presidenta regional de Evópoli, Francesca Parodi, quien estima que más que indultos a ciertas personas, se deberían aplicar modificaciones a los regímenes carcelarios de personas que cumplan con ciertas condiciones, como un cáncer terminal. “Se tiene que hacer por razones humanitarias, esto es una discusión que se tiene que dar, pero no al alero de quienes se encuentran recluidos por delitos de lesa humanidad, sino que para todos los presos que cumplan están condiciones, puesto que podríamos estar vulnerando sus propios derechos humanos”, expresó.

Etiquetas