Política

Saldo positivo en la equidad parlamentaria, aumentaron las diputadas y cores

Por: Marcelo Castro | 26 de Noviembre 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Tras la entrada en vigencia de la ley de equidad parlamentaria, en donde un 40% de las postulantes por cada lista debían ser mujeres, se registró un alza siete puntos en comparación a 2013.

42 mujeres en la Región del Bío Bío compitieron por un escaño en la Cámara de Diputados en la elección del domingo pasado. Sólo tres de ellas lograrán llegar a Valparaíso en marzo próximo.

Al analizarlo, podemos ver que es una cifra negativa, que menos del 10% logre su objetivo, pero la visión en el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, consideran que es todo lo contrario ya que se logró una plaza más que en los comicios del año 2013.

Parte de esta situación se logró gracias a la nueva ley de cuotas, que obliga a las listas parlamentarias a presentar un 40% de postulantes femeninas. Esto llevó a que este año se inscribieron 412 mujeres a nivel nacional. Cifra mucho mayor a las anotadas en 2013, alcanzó las escuálidas cien postulantes.

Ahora, con los resultados en la mano, el saldo sigue siendo positivo, ya que se pasó de dos representantes (Loreto Carvajal y Clemira Pacheco) a tres (Loreto Carvajal, Francesca Muñoz y Joanna Pérez), que significa un alza que es mirado con buenos ojos por la seremi de la Mujer, Valentina Medel, quien explicó a Diario Concepción que “siempre dijimos que el criterio de la paridad de género va a estar vigente por cuatro elecciones, y buscamos un cambio cultural en la ciudadanía y en los partidos políticos”.

Pero lo que más destaca Medel, es el aumento sostenido en la elección de mujeres para desempeñar cargos en la Cámara, si en 1990, el 6% de los diputados que asumieron eran mujeres, 28 años después corresponderá al 22,7%. Casi 10 puntos más que en las últimas elecciones parlamentarias.

En base a lo anterior, la autoridad considera que  “con esto, los partidos políticos deberán considerar a las mujeres para cargos como este, creando las instancias necesarias para apoyar los liderazgos que ellas puedan tener”.

En tanto, la abogada y académica de la UdeC, Ximena Gauche, cree que “la reforma al sistema electoral ha tenido un resultado positivo desde que ha visibilizado en la ciudadanía y en la opinión pública en general el tema de la histórica  menor participación de las mujeres en política, específicamente en este caso a partir de que frecuentemente ha sido menos candidatas y, por tanto, menor el porcentaje de mujeres que llega al Congreso Nacional”.

¿Y los partidos?

Los partidos políticos también hacen un balance positivo en la implementación de esta nueva normativa. El presidente regional del PPD, y coordinador regional de la campaña de Alejandro Guillier, Bernardo Daroch, expresó que esa colectividad llevó tres candidatas a la competencia, con lo que cumplían la cuota pedida. El timonel adelantó que “esta es una política que llega para quedarse sin posibilidad de retroceso, y así, todos los movimientos abran las puertas para que el tema de género se pronuncie y sea efectivo”.

Visión similar tiene la Democracia Cristiana, el líder de la colectividad en el Bío Bío, Nicolás Hauri, manifestó que “fue un desafío el hecho de cumplir la ley en cuanto a sus exigencias. En la Región del Bío Bío, llevamos la mitad de nuestros candidatos como mujeres, por lo que los resultados son muy positivos”.

Mientras que en la UDI, su presidente regional, Jorge Fuentes considera que “la verdad es que hoy tenemos un gran equipo de mujeres electas como diputadas, lo que es un gran aporte al Congreso. Pero yo creo que no debería existir una ley de cuotas que nos obligue a llevar cierta cantidad de mujeres, existen muchas de ellas, tremendamente capaces, que se han ganado por derecho propio sus espacio en la política”.

La seremi Valentina Medel también cree que se “pasó la prueba y se comprobó que esta es la forma de avanzar, sino, nos hubiésemos demorado cerca de un siglo en alcanzar esto. La ley privilegia el pago a las candidatas y parece que eso, los partidos no le tuvieron claro, ya que ellas, en los partidos, no tuvieron esa suerte”.

Escuela de liderazgo político

A nivel nacional, sólo dos partidos son conducidos por mujeres, que son la UDI con Jacqueline van Rysselberghe y el PRI, que está a cargo de Alejandra Bravo, pero si esta situación la aterrizamos al Bío Bío, el saldo es negativo, puesto que sólo Francesca Parodi de Evópoli lidera su partido en la zona.

Antes este escenario, desde Ministerio de la Mujer consideran que se deben realizar “escuelas de formación y liderazgo” para las mujeres, y que esto pueda ser utilizado en todo ámbito. Según Valentina Medel, “nosotros estamos haciendo escuela de liderazgo para mujeres, no queremos escuchar más a los presidentes de partido diciendo ´no hay mujeres´ porque hay que ir a buscarlas a los espacios comunitarios, como juntas de vecinos”.

Desde los partidos estiman que esta puede ser una de las deudas pendientes que existen en este ámbito, por ejemplo, Nicolás Hauri de la DC, cree que “si se debe trabajar en este tipo de instancia, las mujeres tienen una mayor relevancia en la marcha de los partidos, por lo que debe existir una política con enfoque de género”.

En tanto, Bernardo Daroch, del PPD aseveró que “quizás no entorno a las mujeres, pero si es necesario hacer formación política, en donde las mujeres están a la par con los hombres y  ocupar los espacios que les corresponden”.

“La nueva ley de financiamiento incluye un trabajo fuerte en escuela de liderazgo y formación de mujeres. Nosotros en la UDI tenemos ya un programa así a nivel nacional y va en la línea de la ley, por lo que ahora debemos reforzar los esfuerzos”, explicó Jorge Fuentes.

La docente de la Universidad de Concepción, experta en temas de género, Ximena Gauche, opinó que “es posible que aún falte en Chile que los partidos se abran a aceptar que este tipo de conducción sea efectuada por mujeres. Ellos a pesar de algunos avances de los últimos años que deben ser reconocidos como la presidencia de la República, del Senado o de algunos partidos políticos”.

Además, Gauche reveló que “ser mujer no tiene porqué necesariamente ser sinónimo de un buen liderazgo y en esto tampoco hay que perderse pues no todas las personas  tienen el potencial de esas cualidades; lo que ocurre es que a las  mujeres se les ponen más trabas para desplegarlas y se les cuestiona de forma diferente”.

Gabinete ministerial equitativo

Uno de los factores que falta para que la equidad de género esté completa, es la mayor inclusión de la mujer en el gabinete ministerial. Al asumir Michelle Bachelet esta presidencia, lo hizo con nueve mujeres, cifra que se mantiene al día de hoy, a pesar de los cambios que han ocurrido en el camino.

Desde la Seremi de la Mujer creen que el objetivo de esta política pública que se ha desarrollado durante este Gobierno es el de “permear otros espacios, por lo que tenemos que dar el salto hacia un gabinete paritario y seguir reforzando que las mujeres podemos liderar”.

A nivel regional, Valentina Medel, valoró lo realizado hasta el minuto, ya que la Presidenta Bachelet “se la ha jugado por nombrar mujeres en campos tradicionales para los hombres, como Energía. Todos los espacios son válidos para que las mujeres los puedan desempeñar. Hombres y mujeres tenemos las mismas capacidad, pero no las mismas oportunidades”.

Mientras que la abogada de la Universidad de Concepción, Ximena Gauche, opinó que “la paridad puede ser efectivamente una acción de igualación que se adopte por el próximo Presidente de Chile. Lo importante es que realmente el centro para determinar la paridad y la designación de personas es que todas tengan las competencias que requiere cada cargo y no los acuerdos y cuoteos políticos que buscan dejar contentos a los seguidores cercanos en el corto plazo”.

Desde los partidos recogen el guante y dicen que “evidentemente, hay que avanzar a la consagración de todo el avance del estado en materia de género. Ese es el futuro”, expresó Nicolás Hauri de la DC.

Para la UDI, según Jorge Fuentes, “sería lo ideal, pero aquí hay tremendas mujeres con capacidad de liderazgo fenomenal y ellas tienen que tener todos los espacios para aportar en el servicio público, pero no por ley, sino porque tienen las capacidades”.

En tanto, Bernardo Daroch, apuntó que “aspiramos a aquello, ojalá que sea así y con el candidato Guillier ya le hemos conversado y él se ha mostrado muy receptivo con esta política, que será instaurada en todas las instancias de gobierno”.

Etiquetas