Opinión

Fondo Reactiva Biobío: lecturas y desafíos que debemos asumir

Este fondo nació producto del arduo trabajo del Comité de Reactivación Económica que se instaló desde la División de Fomento del GORE, con Iván Valenzuela a la cabeza y con una amplia aprobación tanto de la Comisión de Fomento como del pleno del Consejo Regional (CORE). Una vez concluido este enorme desafío, quedaron al descubierto interesantes antecedentes que revelan el aquí y el ahora de la pequeña y mediana empresa de la región.

Por: Diario Concepción 15 de Noviembre 2022
Fotografía: Carlos Chamorro

Carlos Chamorro Rebolledo
Gerente general (S) Corporación Desarrolla Biobío

El pasado 26 de octubre concluimos el proceso de postulación al fondo de reactivación económica, Reactiva Biobío, el cual fue coordinado y administrado por nuestra Corporación y financiado por el Gobierno Regional (GORE). En esta primera experiencia, se consideró un fondo de $2.000 millones, dirigido a pequeños y medianos empresarios para apoyar sus inversiones en activos fijos (infraestructura y equipamiento), aunque igualmente consideraba un ítem asignado a capital de trabajo relacionado con la inversión.

Este fondo nació producto del arduo trabajo del Comité de Reactivación Económica que se instaló desde la División de Fomento del GORE, con Iván Valenzuela a la cabeza y con una amplia aprobación tanto de la Comisión de Fomento como del pleno del Consejo Regional (CORE).
Una vez concluido este enorme desafío, quedaron al descubierto interesantes antecedentes que revelan el aquí y el ahora de la pequeña y mediana empresa de la región. Primero, casi el 25% del total de las pymes regionales (unas 4.000) se interesaron en el fondo, lo cual da cuenta de la real expectativa que existe por acceder a estas herramientas de fomento productivo. Además, el fondo permitió ampliar el abanico de oportunidades, al sumarlo a las instancias institucionales ya existentes como Corfo, Fosis y Sercotec, entre otros. Esta potente señal nos desafía como Corporación a trabajar con esmero para convertirnos definitivamente en un actor relevante, en este caso, como alternativa de financiamiento para el emprendimiento regional.

En segundo lugar, quiero destacar que el 62% de los postulantes enfocaron sus requerimientos a equipamiento; un 29% a infraestructura y solamente un 9% a capital de trabajo (pudiendo postular incluso por hasta un 30%). Lo anterior, da cuenta del hecho de que las empresas han puesto sus acentos en incorporar tecnología a su quehacer productivo, repercutiendo así en aspectos como mejoras en sus procesos o bien en el aumento de la capacidad de cobertura. En ambos casos es una buena noticia, ya que implica contratación de mano de obra calificada.

En tercer lugar, dada la naturaleza de este programa, que requiere de un cofinanciamiento de un 50% de parte de los postulantes, nos sorprendió que la demanda total de los 462 postulantes finales fuera de casi $17.500 millones. Esto develó una brecha relevante si consideramos que los recursos a asignar ascienden a $2.000 millones. Ante esta realidad, la División de Fomento del GORE y la Comisión de Fomento del CORE nos han dado una instrucción de trabajar rápido en una propuesta que permita acercarnos más a la demanda presentada.

Otro hito que, personalmente, creo es muy importante, está relacionado con estos $17.500 millones que solicitaron las pequeñas y medianas empresas, y lo que subyace del requerimiento considerando que se trata de un fondo de cobertura del 50%. A pesar de estos duros años de pandemia, de la alta inflación y del escenario de recesión económica proyectado para el 2023, las pymes del Biobío nos sorprenden y presentan una clara intención de invertir casi 20 millones de dólares en iniciativas, lo cual es muy esperanzador.

Es clave recoger este optimismo y entender que acá hay una oportunidad, para asignar más recursos y así reactivar económicamente la región, atendiendo un sentido de urgencia de sectores que han sido particularmente afectados por las contingencias de estos años.

Por nuestra parte, desde Desarrolla Biobío estamos trabajando comprometidamente para hacernos cargo de este positivo hallazgo que representa no solo una nueva vía de atención para este sector, sino también, una virtuosa red de apoyo que nace desde lo público para empujar la economía local.

Etiquetas