Opinión

Gestión de residuos domiciliarios

Sin duda que las acciones que representen un beneficio tanto para el planeta, como sus habitantes, son dignas y necesarias de replicar en todas las comunas de nuestro país, siempre considerando aspectos como la sostenibilidad de los proyectos.

Por: Diario Concepción 25 de Julio 2022
Fotografía: Cedida.

Claudio Garrido Zambrano
Encargado del Departamento de Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Municipalidad de Santa Juana
Ingeniero Comercial, Diplomado en Desarrollo sostenible y Diplomado en gestión Ambiental Municipal

Actualmente a nivel mundial se están implementado o creando diferentes formas de mitigar la contaminación ambiental, una forma de contribuir al cumplimento de este objetivo, son las iniciativas que se enfocan en la reducción de la cantidad de residuos que son dispuestos en rellenos sanitarios, entendiendo que estos tienen una vida útil definida, y que las comunas que son capaces de albergar instalaciones como estas, se ven afectadas negativamente en torno a la calidad de vida de sus habitantes.

En este sentido, la comuna de Santa Juana ha logrado implementar un sistema de gestión de residuos integral que busca generar concientización respecto a la relación de los seres humanos con el medio ambiente. No solo se trata de cuidar y proteger nuestros recursos naturales, razón más que suficiente para apoyar este tipo de iniciativas, se trata además, de generar un cambio de hábitos de vida, de manera de adoptar aquellas acciones que generen el menor impacto posible para nuestro planeta Tierra.

El año 2014 se comenzó a postular el proyecto, y en 2019 el municipio logró contar con una planta de compostaje y un centro de transferencia de residuos, siendo una de las pocas comunas en contar con dicha infraestructura, localizada en un sitio propiedad de la municipalidad utilizada ilegalmente como vertedero.

Las proyecciones son ambiciosas, se espera que de la totalidad de los desechos diarios que se recolectan, un 60% vaya a la planta de compostaje, y un 20% al centro de transferencia de residuos valorizables, mientras que solo el 20% restante se disponga en relleno sanitario.
En cuanto al proceso y funcionamiento; Los residuos orgánicos se retiran los días lunes y jueves, mientras que los días miércoles se hace retiro de lo que es reciclable como botellas, cartones y papeles, vidrio, lastas y hojalatas, los que posteriormente se trasladan a la planta donde se lleva a cabo el tratamiento de los residuos, como enfardar, compactar, pesar y elaborar abono tipo compost en base a residuos orgánicos domiciliarios.

En este proceso es crucial la participación de las vecinas y vecinos, ya que el programa está diseñado para atacar la problemática de la contaminación de manera conjunto entre la comunidad y las alianzas público privadas.

Esta iniciativa busca cerrar el ciclo de economía circular, entregando abono tipo compost a la pequeña agricultura familiar campesina, la cual se ve representada por mas de 550 usuarios inscritos en diversos programas como Prodesal, Prodemu, Autoconsumo Fosis, Desarrollo rural Municipal, entre otros, beneficiando con más de 80 toneladas de abono para el sector rural de nuestra comuna.

Sin duda que las acciones que representen un beneficio tanto para el planeta, como sus habitantes, son dignas y necesarias de replicar en todas las comunas de nuestro país, siempre considerando aspectos como la sostenibilidad de los proyectos, para lo cual el trabajo con la comunidad debe ser educativo desde temprana edad, inculcado desde el hogar, reforzado en los establecimientos educacionales, y potenciado por el trabajo de las entidades publicas y privadas, considerando que el único que lugar que tenemos todos en común, sin salvedad alguna para poder subsistir como especie, es la tierra.

Etiquetas